El presunto violador de Igualada también agredió a su expareja

Los Mossos d'squadra. /@mossos
Los Mossos d'squadra. /@mossos

La exnovia del detenido ha relatado a los Mossos que recibió una brutal paliza un mes antes de la agresión contra la menor, y que también fue víctima de violación.

El presunto violador de Igualada también agredió a su expareja

La expareja del joven acusado de perpetrar la brutal agresión sexual contra una menor de edad en Igualada, Barcelona, ha declarado ante las autoridades que ella también habría sido víctima de un ataque similar, a manos de quien entonces era su novio.

Así lo ha relatado a los Mossos d’ Esquadra, que contó que su exnovio la golpeó hasta dejarla semiinconsciente y que tras esto consumó la violación, un patrón similar que identificaron los agentes de la policía catalana que ha concordado con los hechos de la agresión de la chica de 16 años, ocurrida después de que la víctima saliera de una discoteca en la noche de Halloween del año pasado, según el sumario del caso al que ha tenido acceso TVE.

El documento revela que el detenido, Brian Raimundo, acudió a los juzgados para firmar su libertad vigilada, horas después de haber dejado abandonada y malherida a la joven de Igualada, el 1 de noviembre. La medida fue la impuesta por haber abusado sexualmente de su hermana menor de siete años, un crimen denunciado por la propia madre del agresor, quien le echo de casa.

“El día 1 de noviembre, que era lunes, a las 09,45 horas, la declarante acompañó a Brian al juzgado de Igualada porque tenía un seguimiento de libertad vigilada”, explica el sumario del caso recogido por TVE. La joven comenzó a salir con Brian Raimundo en agosto de 2021, y en septiembre fueron a vivir juntos. La relación duró alrededor de siete meses, seis de los cuales convivieron en el mismo domicilio.

La agredió en al menos cinco ocasiones

De acuerdo con El Periódico, la relación entre ambos no fue nociva al principio, pero la exnovia del presunto agresor denunció que cuando su pareja consumía bebidas alcohólicas, tomaba una actitud hostil. “Alcohólico”, "agresivo”, "celoso", "narcisista" e "imprevisible”, son los adjetivos con los que la mujer define a su entonces novio.

A principios del mismo mes de octubre, poco tiempo después de haberse ido a vivir con Brian en un piso alquilado, la joven recibió la primera paliza. La joven relató a los Mossos que fue víctima de un brutal ataque similar al que ocurrió a finales de octubre. Su pareja la arrastró por las escaleras hasta detenerse en un callejón, la golpeó hasta dejarla medio inconsciente y la violó.

“Me sacó del piso arrastrándome por la escalera, hasta un callejón y empezó a golpearme con puñetazos, patadas y empujones contra la pared. Los golpes fueron por todo el cuerpo hasta llegar a quedarme medio inconsciente. Después me cogió en brazos, me subió al piso nuevamente, me bajó los pantalones y me penetró”, relata la joven.

La declaración explica que esta situación se repitió en al menos otras cuatro oportunidades, siempre de la misma manera. El hombre regresaba en estado de ebriedad, discutía con ella, la agredía y mantenía relaciones sexuales con ella. En su relato, la joven afirmó que algunos de estos encuentros íntimos fueron consensuados, aún después de la brutal agresión física.

Los siete meses de terror

La joven, cuya identidad aún permanece en el anonimato, contó que su novio pretendía aislarla de sus amistades, y que llegó a solo salir a la calle cuando él lo hacía, por miedo. Ella declaró ante los agentes que, a pesar de haber sido abusada cinco veces, descartó denunciarlo.

Además, el número de agresiones supuestamente se quedó estancado en cinco, después de que el compañero de piso de Brian se le enfrentara y frenara los golpes varias veces. “Las últimas agresiones no fueron a más porque su compañero Vicente se metía por el medio”, ha dicho.

La relación acabó en febrero de este año, cuando, aprovechando un día que su pareja no estaba en el domicilio por cuestiones de trabajo, la joven abandonó la vivienda. Su noviazgo se fracturó, pero ambos siguieron conversando por WhatsApp hasta un día antes de la detención del joven por los hechos de Igualada, el 21 de abril. @mundiario

El presunto violador de Igualada también agredió a su expareja
Comentarios