El atroz crimen de las hermanas de Terrassa: asesinadas en Pakistán por no querer casarse

Los familiares detenidos por el "crimen de honor" en Pakistán. / Policía del Punjab
Los familiares detenidos por el "crimen de honor" en Pakistán. / Policía del Punjab

Las jóvenes vecinas de Terrasa viajaron presuntamente engañadas por su familia a Pakistán, donde las asesinaron por rechazar sus matrimonios forzados con sus primos.

El atroz crimen de las hermanas de Terrassa: asesinadas en Pakistán por no querer casarse

Los Mossos d’ Esquadra toman la declaración del padre de las dos hermanas paquistaníes residentes en Terrasa, que viajaron a su país de origen presuntamente engañadas por su familia y asesinadas, mientras dormían, por negarse a regresar a España con sus primos, que son sus esposos después de que la familia concertara un matrimonio forzado entre los cuatro jóvenes.

Fuentes cercanas a la investigación explicaron que la policía catalana está interesada en conocer qué ocurrió, a pesar de no poder iniciar las diligencias dado que las víctimas, Arooj y Aneesa Abbas de 24 y 21 años, no poseen la nacionalidad española y los hechos no ocurrieron en jurisdicción de la policía autonómica.

La noche anterior el padre de las víctimas, Ghulam Abbas, no pudo declarar ante los agentes por no contar con un intérprete de urdu. Este martes Abbas regresa a la comisaría con un traductor que le ayude a declarar, después de todo habla poco castellano o catalán. Los Mossos quieren averiguar si las jóvenes fueron engañadas o forzadas a emprender un viaje de regreso a su país de origen, como denunció la policía local paquistaní, con unas presuntas vacaciones para compartir con su madre y hermanos en su pueblo de origen, Mouzia Nothia.

El Ayuntamiento de Terrasa ha convocado un minuto de silencio este martes al mediodía, como muestra de “luto y rechazo”, por el asesinato de las dos jóvenes. La policía de Punjab, la región de Pakistán donde se produjo el crimen, ha informado de que se logró el arresto de los dos hermanos de las víctimas (Shehryah y Asfandyar), los primos (y maridos), dos tíos (uno es el suegro de las chicas) y otro presunto pariente que se habría dado a la fuga y se desconoce su paradero e involucración de los hechos.

Asesinatos “por honor”

La policía paquistaní relató que sus pesquisas preliminares revelan que las dos chicas fueron estranguladas en la noche por los hombres de su familia. La madre de las víctimas habría sido encerrada en otra habitación por intentar mediar por las jóvenes. Después de atacarlas, uno de los familiares las habría ultimado de un tiro en la cabeza, a cada una, con un arma de fuego.

Los familiares podrían afrontar “la pena capital” según los oficiales locales, que plantean que el caso se trata de un “asesinato por honor” una práctica común en las zonas rurales de Pakistán, cuando los miembros de una familia consideran que un pariente, comúnmente mujeres, han “deshonrado” al clan, por lo que proceden a acabar con su vida.

Arooj y Aneesa estaban casadas con sus primos, unos matrimonios forzados que ellas no querían, y al mismo tiempo no convivían. La mayor, según relatan fuentes a El País, incluso tenía una relación con otro chico paquistaní en Terrasa. Las jóvenes llevaban años radicadas en Cataluña, pero el resto de los familiares quería que ambas les facilitaran los visados a sus maridos por conveniencia, a pesar de sólo ser residentes legales y no nacionalizadas españolas.

Las víctimas, en medio de la visita, fueron acusadas por obstruir los trámites por sus propios familiares. Arooj y Anis no sólo se negaron a regresar a España con sus primos, sino que pidieron el divorcio. “Aquella rebelión fue demasiado para el hermano Shehryah, que tenía otros planes. Les explicó a sus hermanas que querían que todos –ellas, la madre y también el padre– vivieran en Pakistán, mientras él mismo y su hermano Asfandyar regresarían a España. Ellos trabajarían y enviarían las remesas de dinero necesarias. Él se ocuparía de todo”, reseña El País. @mundiario

El atroz crimen de las hermanas de Terrassa: asesinadas en Pakistán por no querer casarse
Comentarios