El presunto agresor del crimen de Igualada fue denunciado por abusar de su hermana menor

Los Mossos. / Pixabay
Los Mossos. / Pixabay

La madre del sospechoso le había denunciado por presuntamente haber abusado de su hermana de siete años, mientras que una expareja le acusó por malos tratos.

El presunto agresor del crimen de Igualada fue denunciado por abusar de su hermana menor

El joven detenido este jueves, señalado de ser el presunto autor del brutal abuso sexual contra una menor de 16 años en Igualada, Barcelona, ya tenía dos antecedentes policiales por haber maltratado a su expareja y por supuestamente haber abusado sexualmente de su hermana menor de siete años de edad, y que por esto la madre le había echado de casa.

De acuerdo con fuentes cercanas al caso, el hombre de unos 21 años y de nacionalidad boliviana, llegó a España por el mecanismo de reunificación familiar dado que su madre y su hermana habían arribado primero. La señora había denunciado a su hijo de abusar sexualmente de su hermana pequeña, por lo que le había echado de su casa. El joven no tenía muchos amigos, trabajaba como repartidor y vivía en el centro de Igualada.

También se conoció que el presunto agresor había sido denunciado por una de sus exparejas, por malos tratos. El resto de sus parejas sentimentales no mantiene contacto con el sujeto. De acuerdo con los datos aportados por medios de comunicación locales, tanto la madre como la exnovia fueron interrogadas para trazar un perfil psicológico del sospechoso antes de su captura de ayer.

El brutal crimen de Igualada

La noche del 31 de octubre del año pasado una joven de 16 años acudió a una fiesta de Halloween, en una discoteca de Igualada a pesar de vivir en Vilanova i la Geltru, con sus amigas. En la madrugada del 1 de noviembre, cuando había salido del local en dirección a la estación de trenes para abordar el viaje de las seis de la mañana, fue abordada por un hombre que la dejó brutalmente herida en el polígono Les Comes.

Fue encontrada desnuda y casi inconsciente por unos camioneros, quienes al principio creyeron que estaba muerta dada la gravedad de las heridas. La joven ha pasado hasta cinco veces por el quirófano, sufrió un fuerte traumatismo craneoencefálico, graves desgarros internos y perdió el 90 % de la audición en uno de sus oídos. Presuntamente en el ataque fue empleada también una barra metálica que agravó las heridas.

Según han comentado los inspectores relacionados con la investigación, las averiguaciones fueron “tensas y complejas”, dado que la víctima no recordaba los hechos, no había testigos y las grabaciones de vigilancia tardaron en ser encontradas y las imágenes eran borrosas. Gracias a las grabaciones de vigilancia y a las imágenes tomadas por los asistentes de la fiesta, se pudo ubicar el sospechoso en el local. La señal de su teléfono móvil también indicó que estuvo presente en el polígono al momento del ataque.

“Excesiva” brutalidad contra la víctima

La gravedad de las heridas, la intensidad con la que se cometió el ataque y las consecuencias que le dejó a la víctima, dieron a entender primero que había más razones detrás de la agresión. Primero se contempló la hipótesis de que la víctima había sido abordada por un grupo de chicos, pero la investigación desmintió posteriormente que fuera el caso de una violación en manada.

El ensañamiento contra la víctima es un aspecto que los peritos suelen reconocer como una motivación personal, por lo que los Mossos d’Esquadra pensaron que el ataque había sido producido por alguien del entorno de la víctima. Pero las pesquisas sugieren que ambos jóvenes no se conocían de nada. Por los momentos, la “excesiva brutalidad” con la que se cometieron los hechos “desconciertan” a las autoridades.

Ayer los Mossos procedieron a registrar la vivienda del detenido, quien se espera que pase en las próximas horas a disposición judicial. Según reportaron los oficiales, se estaba buscando restos de ADN en la ropa que usó el hombre el día del ataque, u otro material incriminatorio como la barra de hierro que se empleó en la agresión o la ropa que la víctima que la chica ya no llevaba cuando fue encontrada en el polígono. @mundiario

El presunto agresor del crimen de Igualada fue denunciado por abusar de su hermana menor
Comentarios