Más de mil muertos en el terremoto de Afganistán, 121 niños entre ellos

Terremoto en Afganistán. / Twitter
Terremoto en Afganistán. / Twitter

Dos de las agencias de la ONU están presentes en el territorio prestando ayuda, a la vez que destacan la necesidad de mantener el apoyo para evitar una catástrofe humanitaria.

Más de mil muertos en el terremoto de Afganistán, 121 niños entre ellos

Al menos 121 niños perecieron en el terremoto de Afganistán, uno de los más mortíferos registrados en las últimas dos décadas, según informó el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), quien cifró en 67 los menores heridos tras el movimiento telúrico que golpeó la zona este del país.

Por su parte, la organización Save the Children calcula que más de 118.000 menores están afectados por el seísmo de magnitud 5,9 que ha cobrado la vida de 1.036 personas y ha herido a otras 1.650. Sin embargo, se espera que la cifra aumente en los próximos días a medida que avancen las operaciones de búsqueda y rescate. A propósito, Mohamed Ayoya, representante de UNICEF en Afganistán, manifestó que “las verificaciones están en curso”.

Asimismo, señaló que los niños y adolescentes extremadamente vulnerables corren el “riesgo de separación familiar, sufrimiento emocional y psicológico, abuso y explotación, y otras formas de violencia”, por lo que el organismo de la ONU se ha desplegado a lo largo del territorio activando redes de protección infantil.

Por otro lado, UNICEF expresó la urgente necesidad de proporcionar agua y saneamiento, pues existe un importante riesgo de diarrea acuosa aguda, además se requieren suministros médicos, atención traumatológica de emergencias, primeros auxilios y apoyo psicosocial para los niños que han quedado separados de sus familias.

Se agudiza la miseria

De acuerdo con Chebiya Mantou, portavoz de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), las cuatro décadas de conflictos e inestabilidad han llevado a millones de personas en Afganistán al borde de la inanición y la hambruna, situación que se suma a la posible catástrofe humanitaria desencadenada por este movimiento telúrico.

Por consiguiente, la agencia de la ONU ha transportado toneladas de artículos de ayuda y personal experto para apoyar los esfuerzos de socorro en el área. Suministros como tiendas de campaña, mantas, bidones, cubos, láminas de plástico, juegos de cocina y lámparas solares serán distribuidos entre unos 4200 sobrevivientes de los distritos de Jayan, Barmal, Ziruk y Nika de la provincia de Paktika, donde se registró el mayor número de víctimas y de casas destruidas o dañadas.

Ante esto, Mantou aseguró que la calamidad se vio exacerbada por lo repentino del terremoto, pues la gente dormía dentro de sus casas de barro cuando el fuerte sismo golpeó una de las zonas más remotas del país. Además, las lluvias torrenciales de los últimos días incrementan un panorama desolador. @mundiario

Más de mil muertos en el terremoto de Afganistán, 121 niños entre ellos
Comentarios