Un hombre secuestra y abusa de una niña de tres años en Perú

Una imagen de agresión sexual. / RR SS.
Una imagen de agresión sexual. / RR SS.

La ciudadanía pide condenar al acusado a pena de muerte.

Un hombre secuestra y abusa de una niña de tres años en Perú

Un nuevo hecho atroz se registra en la provincia de Chiclayo (Lambayeque), Perú. Juan Antonio Enríquez García, de 48 años, es el agresor de Damaris, una niña de tres años, a la que secuestró, torturó y violó la tarde este miércoles 12 de abril.

El hombre catalogado como “el monstruo de Chiclayo”, se aprovechó del descuido de los padres de la menor, y la subió a su vehículo, para luego llevarla a su casa, donde cometió el sádico acto que ha causado la indignación de la ciudadanía que reclama “justicia para Damaris”.

El momento del rapto fue grabado por una cámara de vigilancia que llegó a manos de la policía y sirvió para identificar el auto azul en el que se desplazaban y posteriormente, llegar a la vivienda del hombre, que sin ningún remordimiento, admitió sus acciones.

Al entrar, encontraron a la niña inconsciente sobre unos cartones con los pies y manos atados con cinta. Inmediatamente fue trasladada al hospital por el personal femenino de la policía, donde se estableció que está estable, pero deshidratada.

Rechazo de autoridades

La Fiscalía de la Nación dictó nueve meses de prisión preventiva para Enríquez García, por los presuntos delitos de secuestro y violación sexual de una menor de edad. Asimismo, y en caso de ser declarado culpable, “el imputado recibiría la pena máxima de cadena perpetua”, según informó el Ministerio Público en su página web.

"Como Gobierno condenamos y repudiamos la agresión sexual que sufrió una menor de edad en Chiclayo. Este lamentable hecho no debe quedar impune. Nuestra solidaridad y todo el apoyo a la niña y su familia. Pedimos al Poder Judicial el mayor peso de la ley para el culpable", publicó la cuenta de Twitter de la Presidencia de Gobierno.

Por su parte, Diana Miloslavich, ministra de la mujer de ese país, llegó hasta Chiclayo para verificar la atención de la menor abusada. “Me encuentro en la ciudad de Chiclayo para acompañar a Damaris y a su familia en este momento. Saludamos la rápida acción del sistema de justicia y esperamos el proceso sea célere. Haremos todo lo posible para que su recuperación se lleve a cabo en las mejores condiciones”, agregó.

Vecinos indignados

Una horda enfurecida llegó a la propiedad del detenido, ubicada en la urbanización El Santuario para incendiar la casa. Rompieron ventanas y puertas, sacaron muebles y lanzaron piedras y palos.

A su vez, varias ciudades del país se llenaron de protestas para exigir justicia. En Lima, familias enteras mezcladas con globos morados, pedían la pena de muerte abolida en el país desde 1979. @mundiario

Un hombre secuestra y abusa de una niña de tres años en Perú
Comentarios