La Antártida, nueva capital volcánica del mundo

Monte Erebus de la Antártida. Upsocl.com.
Monte Erebus de la Antártida. / Upsocl.com.

El equilibrio del Polo Sur podría cambiar gracias al descubrimiento de 91 volcanes que estuvieron escondidos durante años bajo el hielo que recubre al continente antártico.

La Antártida, nueva capital volcánica del mundo

Durante años, el suelo de la Antártida escondió un nido de volcanes desconocidos hasta hace poco. Alrededor de 91 volcanes fueron descubiertos por geólogos pertenecientes a la Universidad de Edimburgo. Los expertos señalan en su informe que para ellos fue una gran sorpresa haberse topado con todos esos volcanes, de los cuales, algunos pueden llegar a los 4.000 metros de altura.

Con el descubrimiento, ahora es el continente antártico, la región que más posee volcanes, superando al Rift de África Oriental. Antes de que los geólogos descubrieran a todos esos volcanes, ya se conocía la existencia de unos 47 volcanes debajo del hielo, pero la existencia de esos mismo volcanes, hizo que los expertos se plantearan la posibilidad de que existieran muchos más, y por eso, realizaron una investigación por medio de viejos estudios, imágenes de satélite y mediciones con radares, para poder estudiar la zona y desenterrar cualquier secreto que estuviera oculto.

Gracias a su esfuerzo, el equipo pudo hallar los 91 volcanes que sumados a los ya conocidos, obtenemos al menos 138 volcanes que están debajo del suelo antártico. Según las especificaciones del estudio, es muy probable que existan más debajo del mar, además, expresan que los volcanes pueden medir entre los 100 y 3.850 metros, y que todos están recubiertos de hielo.

¿Y si hay una erupción?

El ser humano siempre tiende a hacer predicciones para poder establecer un plan. Teniendo unos 138 volcanes en un continente frío como lo es la Antártida, es imposible no cuestionarse sobre lo que podría suceder, si alguno de ellos entra en erupción. The Guardian pudo entrevistar a uno de los coautores de la investigación, Robert Bingham, quien afirmó que: “si uno de esos volcanes entrara en erupción podría desestabilizar todas las placas de hielo del oeste antártico”.

Al problema anterior, tenemos que agregarle las implicaciones del cambio climático que día a día calienta con fuerza al Polo Sur, que poco a poco, empieza a resentirse y a desequilibrarse, afectando por completo el ecosistema antártico. Por ahora, se desconoce si algunos de esos volcanes estuvieron activos en años recientes, lo que si señalan los científicos es que la actividad volcánica, en lugares que han perdido su hielo como Alaska o Islandia, ha ido en aumento.

Los expertos de Edimburgo están dispuestos a investigar las implicaciones que tendría el derretimiento alarmante del hielo y el incremento de la actividad volcánica del continente, que de llegar a desaparecer o desequilibrarse, podría afectar al clima de todo el mundo.

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Sociedad.

 

La Antártida, nueva capital volcánica del mundo
Comentarios