América Latina y el Caribe: una región inmersa “en una carrera contra el reloj”

Energía eólica. / Organización de las Naciones Unidas
Energía eólica. / Organización de las Naciones Unidas

Se espera que los foros de la mesa redonda concreten acuerdos de inversión en una región que posee el “potencial para la generación de energía eólica y solar”.

América Latina y el Caribe: una región inmersa “en una carrera contra el reloj”

La mesa redonda sobre el financiamiento climático y la transición energética en América Latina y el Caribe, uno de los cinco foros regionales para respaldar la Acción Climática y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) efectuado como preparación para la 27ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Clima (COP27), se celebró este jueves en la sede central de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en Santiago de Chile. En dicha reunión se llegó a la conclusión de que existe una urgente necesidad en desbloquear el acceso a la financiación climática, especialmente en los mercados emergentes y en las economías en desarrollo, para así poder cerrar la brecha de adaptación, proteger a los países más vulnerables al cambio climático y contribuir a un desarrollo más bajo en carbono.

De hecho, en el evento presencial y virtual, Amina Mohammed, vicesecretaria general de las Naciones Unidas y encargada de inaugurar la mesa redonda, manifestó a través de un mensaje de video que, América Latina y el Caribe debe iniciar una transición hacia las energías renovables, pues “la región tiene un gran potencial para la generación de energía solar y eólica y debe ser apoyada a través de fuertes inversiones”.

Incluso, Sameh Shoukry, presidente de la COP 27 y ministro de Relaciones Exteriores de Egipto, destacó que estas acciones son fundamentales “para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París”.

¿Se avecina la transición global?

León de la Torre, embajador de la Unión Europea en Chile, instó a acelerar la transición global hacia economías y sociedades climáticamente neutrales, resilientes, sostenibles y eficientes en el uso de los recursos, unas medidas planteadas por la comunidad política para reducir un 55% de emisiones contaminantes en el 2050.

Por otro lado, el secretario ejecutivo interino de la CEPAL, Mario Cimoli, y el director de la División de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos de la Comisión, José Luis Samaniego, sostienen que las emisiones globales contaminantes en América Latina y el Caribe aumentaron del 8,3% al 10% en pocos años.

Ante esta situación, Samaniego presentó un compendio con 55 proyectos concentrados en temas como la resiliencia de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (PEID), minerales fundamentales y estratégicos, electromovilidad y transición energética, distribuidos entre 24 países de la región, los cuales precisan un financiamiento de casi 16.000 millones de dólares, pero será capaces de reducir las emisiones de CO2 un 24,6 millones de toneladas al año que equivalen al 0,6% de las emisiones de la zona. @mundiario

América Latina y el Caribe: una región inmersa “en una carrera contra el reloj”
Comentarios