América Latina sufre megasequías, precipitaciones extremas, deshielo y deforestación

Una imagen del cambio climático. / Mundiario
Una imagen del cambio climático. / Mundiario

Los fenómenos meteorológicos que afectan la región han generado el avance de la pobreza, el hambre y la desigualdad.

América Latina sufre megasequías, precipitaciones extremas, deshielo y deforestación

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) presentó este viernes su más reciente estudio titulado ‘El estado del clima en América Latina y el Caribe 2021’, en el cual se evidencian los numerosos problemas existentes en la región, tales como las sequías y precipitaciones extremas, las olas de calor terrestres y marinas y el derretimiento de los glaciares, acciones que repercuten en la seguridad alimentaria y del agua, la salud humana y la pobreza.

De acuerdo con el informe, las tasas de deforestación en la región fueron las más altas desde 2009, mientras que los glaciares andinos perdieron más del 30% de su superficie en menos de 50 años, además, la “megasequía” que azota Chile es la más larga en al menos 1000 años.

Fenómenos meteorológicos que “han provocado, lamentablemente, la pérdida de cientos de vidas, graves daños a la producción de cultivos y a las infraestructuras y desplazamientos humanos”, según informó Petteri Taalas, secretario general de la OMM.

Progreso estancado

Este documento presentado en Cartagena, Colombia durante la Conferencia Técnica Regional de la OMM para los países de América del Sur, ofrece información, por segundo año consecutivo, a los responsables de la toma de decisiones para que estos puedan tomar medidas.

En este sentido, Taalas pronostica que el aumento del nivel del mar y el calentamiento de los océanos seguirán “afectando a los medios de subsistencia, el turismo, la salud, la alimentación, la energía y la seguridad del agua en las zonas costeras, especialmente en las pequeñas islas y en los países de América Central”.

Además, en “muchas ciudades andinas el deshielo de los glaciares representa la pérdida de una importante fuente de agua dulce que actualmente se utiliza para uso doméstico, riego y energía hidroeléctrica. En Sudamérica, la continua degradación de la selva amazónica sigue siendo una de las principales preocupaciones para la región, pero también para el clima mundial, teniendo en cuenta el papel de la selva en el ciclo del carbono”, añadió.

Sin embargo, Mario Cimoli, secretario ejecutivo Interino de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), manifestó que el empeoramiento del cambio climático y los efectos agravados de la pandemia de la Covid-19 “no solo han afectado a la biodiversidad de la región, sino que también han estancado décadas de progreso contra la pobreza, la inseguridad alimentaria y la reducción de la desigualdad en la región”.

Ante esta situación, el informe señala la necesidad de “apoyar las decisiones en materia de gestión de recursos” e impulsar servicios climáticos, sistemas de alerta temprana e inversiones sostenibles para tratar de reducir los efectos adversos de los desastres climáticos. @mundiario

América Latina sufre megasequías, precipitaciones extremas, deshielo y deforestación
Comentarios