Los socialistas franceses pactan con Melénchon para frenar a Macron

Jean-Luc Melénchon en marcha del 1 de Mayo. 7 RR.SS.
Jean-Luc Melénchon en marcha del 1 de Mayo. / RR.SS.

El líder de La Francia Insumisa arrastra al Partido Socialista francés a su coalición de izquierdas, una alianza que lo podría llevar al cargo del primer ministro del país.

Los socialistas franceses pactan con Melénchon para frenar a Macron

Jean-Luc Melénchon, el líder del partido de La Francia Insumisa (LFI) y tercera fuerza electoral de los comicios presidenciales de abril, ha sumado al tradicional Partido Socialista francés (PS) a su recién formada coalición de izquierdas, en un intento por aplacar la mayoría prevista del presidente Emmanuel Macron en las venideras elecciones legislativas de junio.

El Comité Nacional de los socialistas aún debe dar el visto bueno este jueves, pero es considerado un mero trámite debido a que el grueso de los miembros de esta mesa pertenece al ala más nueva y progresista del partido, que está a favor de sellar el pacto que podría llevar a Melénchon, representante de la extrema izquierda, a la silla del primer ministro de Francia.

Melénchon, el mejor posicionado de todos los candidatos de la izquierda en las pasadas elecciones presidenciales (alcanzó el 22 % de los votos), hace uso de su ventaja y logra arrastrar a los socialistas tradicionales hacia su recién formada alianza “plural y autónoma”, bautizada como Nueva Unión Popular Ecologista y Social (NUPES), que aspira a reunir el 30 % del electorado, y que cuenta con el consentimiento de los socialistas y de los comunistas para concurrir juntos en las legislativas.

De esta manera, las izquierdas, reticentes en un inicio dadas las tendencias euroescépticas y radicales de Melénchon, firman la creación de un bloque que pueda frenar las proyecciones que le otorgan al partido del centrista Macron, La República en Marcha (LREM) una holgada mayoría absoluta en el Parlamento, y a una hipotética alianza de derechas, mejor valoradas en el país galo después de que la ultraderechista Marine Le Pen obtuviera el segundo puesto en la ronda final de las presidenciales, y sus mejores resultados electorales hasta la fecha.

¿Qué propone la coalición de Melénchon?

Entre las propuestas que han pactado por defender, el NUPES propugnará elevar el salario mínimo hasta los 1.400 euros mensuales, la reducción de la edad de jubilación a los 60 años, el tope a los precios de los productos de primera necesidad o las prohibiciones a la energía nuclear, cuyo apoyo tuvo que ser callado por los comunistas en aras de complacer a los ecologistas y a los insumisos.

Para concretar los acuerdos, LFI ha tenido que ceder circunscripciones electorales y limar asperezas. Así como Le Pen durante la campaña por la presidencia, Melénchon en las últimas semanas ha aplacado su imagen radical, especialmente en su lado euroescéptico, para poder pactar con los socialistas y verdes, que veían con preocupación que sus nuevos socios ignoren “ciertas normas” de la Unión Europea (UE).

A nivel europeo, según ha descrito el propio Melénchon, tanto los insumisos como los socialistas planean “aprovechar la brecha” de suspensión de medidas presupuestarias en medio de la pandemia por coronavirus, para obtener cambios “a gran escala”, que atiendan la “emergencia económica y social”.

Los partidos mueven ficha

El PS, gravemente afectado por el poco apoyo que recibió su candidata, Anne Hidalgo, en su carrera por el Elíseo (apenas el 1,74 % de los votos), despide así su poderío sobre el electorado que le ha caracterizado por ser uno de los dos partidos tradicionales de Francia. Pero también se rumora que Los Republicanos, la formación de derechas y contraparte política del PS, pueda terminar siendo absorbida por una coalición de derechas, que la eclipse ante el surgimiento de las alas más radicales en Francia.

Según advierten varios expertos, este escenario se prestaría para que el catálogo de candidatos de Macron de cara a las legislativas aumente. Ello se daría gracias al retiro de conservadores y progresistas moderados, de sus partidos tradicionales dados los vientos de cambio que se avecinan. LREM aún ultima sus 577 candidatos que pueden incluir estos disidentes.

Por su parte, Le Pen ha rechazado hasta el momento formar una coalición con el segundo candidato de la extrema derecha con más votos, Eric Zemmour que quedó en cuarto lugar en las presidenciales. Aun así, se espera que Le Pen obtenga sus mejores resultados en estos comicios legislativos, dado el crecimiento que ha tenido su formación Agrupación Nacional.

En cambio, Melénchon apuesta por lograr una mayoría parlamentaria clara, que obligue a Macron a nombrarlo como su primer ministro, logrando así contrarrestar su poder. @mundiario

Los socialistas franceses pactan con Melénchon para frenar a Macron
Comentarios