Rusia continúa atacando Ucrania pese al optimismo de las negociaciones

Teatro destruido en la ciudad de Mariúpol. / RR SS
Teatro destruido en la ciudad de Mariúpol. - RR.SS.

El Gobierno ucraniano denunció nuevamente que Moscú está cometiendo “crímenes de guerra” al atacar indiscriminadamente objetivos civiles.

Rusia continúa atacando Ucrania pese al optimismo de las negociaciones

La situación del conflicto en Ucrania se vive en varios matices. Dos de ellos, completamente opuestos, contrastan entre sí. Mientras el mundo parece atisbar una luz de esperanza de que las negociaciones entre Moscú y Kiev empiecen a tocar puntos comunes para alcanzar un acuerdo, los ucranianos siguen recibiendo los embates de las fuerzas rusas, porque sus líderes no han aprobado un alto al fuego.

El Ministerio de Defensa ucraniano denunció la destrucción del Teatro Regional de Arte Dramático de Donetsk en Mariupol, donde cientos de civiles habían estado refugiándose desde hace semanas, tras el inicio de la incursión militar rusa, por la destrucción de sus hogares. Una declaración de los funcionarios ucranianos explicó que no se conocía el número de muertos o heridos tras el ataque.

Agencias de noticias internacionales reportaron que muchas personas quedaron enterradas debajo de los escombros. Un satélite de la empresa tecnológica espacial Maxar, que ya ha captado tomas de la destrucción rusa desde el aire, señaló que el lunes, antes del ataque, que, en el frente y el patio trasero del teatro, “en sendas letras mayúsculas y en ruso” estaba escrita la palabra “niños”.

La ciudad de Mariúpol, al sureste del país, ha sido una de las más castigadas y ansiadas por Rusia, debido a su posición estratégica en el mar de Azov. El ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Dmitro Kuleba, compartió una imagen en sus redes sociales con la comparación del edificio destruido, antes y después del ataque. Lo calificó como “otro horrendo crimen de guerra”.

“Armas y sanciones, Ucrania hará el resto”

En una entrevista con CNN, el canciller ucraniano abordó la más reciente ronda de negociaciones, celebradas este miércoles, en las cuales se entendió que se están iniciando a ver “puntos en común” para ambas partes. El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, calificó las propuestas de Moscú como “más realistas” a las propuestas al inicio de la guerra, mientras que el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, ha ido más allá, alegando que “pronto” se llegaría a un acuerdo que satisfaga los intereses de Rusia.

 

“Dadas las circunstancias, cualquier cambio de postura de Rusia es constructiva. Ellos iniciaron con ultimátums unilaterales que, uniéndolos, constituyen la rendición unilateral de Ucrania, y eso no es aceptable… pero debo ser claro, ambas delegaciones están lejos de alcanzar un acuerdo en estas circusntancias actuales”, ha dicho Kuleba.

En su entrevista, Kuleba ha repetido dos palabras que ha pedido con urgencia el presidente Zelenski, este miércoles, ante el Congreso de EE UU: armas y sanciones.  “(Deberíamos) entender dos cosas, y lo diré de nuevo porque es crucialmente importante: armas y sanciones, el resto lo hará Ucrania”, sentenció el ministro Kuleba.

 

Estas declaraciones ocurren después de que se conociera que, en medio de las conversaciones entre ambas partes, se ha barajado la posibilidad de que Ucrania adopte un estatuto de neutralidad similar al de Austria o Suecia, reduciendo su ejército, para satisfacer las exigencias de Rusia, así como que desista “completamente” a adherirse a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). @mundiario

Rusia continúa atacando Ucrania pese al optimismo de las negociaciones
Comentarios