El PSC mantiene su ventaja en las elecciones catalanas con Illa como favorito

El exministro de Sanidad y candidato del PSC en las elecciones catalanas, Salvador Illa. / Mundiario
El exministro de Sanidad y candidato del PSC en las elecciones catalanas, Salvador Illa. / Mundiario
Los pronósticos para la presidencia de la Generalitat de Cataluña apuntan a Salvador Illa como el candidato mejor valorado con 4,4 puntos sobre 10 posibles. Amplia ventaja.
El PSC mantiene su ventaja en las elecciones catalanas con Illa como favorito

El socialismo sigue ganando terreno en España. Las formaciones políticas con que menos unidad y cohesión demuestran son las que continúan rezagadas en la carrera por el control de una de las Comunidades Autónomas más estratégicas del país: Cataluña. Después de haber ejercido una corta y poco eficiente gestión como ministro de Sanidad, Salvador Illa se sigue perfilando como el potencial nuevo presidente de la Generalitat. Todos los focos apuntan a esa región como el epicentro de un desenlace político crucial tres años y unos meses después de la insurrección independentista catalana.

Y es que el Partido Socialista de Cataluña (PSC) continúa marcando las tendencias sociopolíticas en una población que ve con buenos ojos al exministro, por lo cual una buena parte de los catalanes consideran que su capacidad pública podrá reinvindicar sus exigencias financieras y autonómicas frente al centralismo de Madrid. Este contexto le ha permitido al PSC de Illa mantener su ventaja y ganaría por tercera vez las elecciones en Cataluña. Sin duda, las preferencias del núcleo más nacionalista de los catalanes apuntan al candidato socialista. “La candidatura de Pasqual Maragall fue la más votada en 1999 y 2003 con 5.000 votos sobre la antigua CiU con una estimación de voto del 23,7%”, según una encuesta flash del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) realizada entre el 1 y el 3 de febrero. 

Esto implica que Illa no solo tiene como objetivo la victoria, sino también la capitalización del descontento social hacia las candidaturas más populistas y de poca concreción en cuanto a sus ofertas, como la de Carles Puigdemont. Con esa base de apoyos creciente, el exministro de Sanidad podría ganar con mucha holgura los comicios del 14 de febrero.

La actual correlación de fuerzas

Los socialistas apenas han perdido dos décimas respecto al sondeo realizado entre el 2 y el 15 de enero. El nivel de apoyo hacia el PSC es tan alto, que hay muy poco margen de déficit electoral para la campaña de IIla. Y del otro lado de la acera, el pulso por el control del voto independentista mantiene a Junts Per Catalunya muy cerca de ERC tras haber recortado tres puntos de ventaja de la Esquerra Republicana.


Quizás también te interesa: 

Bárcenas acusa ahora al expresidente Rajoy de triturar los papeles de la caja B del PP


Los republicanos son la segunda fuerza preferida en la muestra de 1.838 entrevistas (19,9%), pero caen siete décimas respecto a la encuesta anterior. Claramente, el nacionalismo a ultranza no es la prioridad de la agenda pública de los catalanes de cara a esta década trascendental para su desarrollo y su futuro político-económico.

Por su parte, el partido de Carles Puigdemont ha experimentado una subida en la estimación de voto del 12,5% al 14,6%. Sin embargo, no le alcanzaría para captar esa amplia base de apoyos que el PSC ha capitalizado con un 23,7%, ventaja que le permitiría ganar más de dos tercios de los escaños. En la publicación del CIS del 21 de enero, ERC le sacaba 8,1 puntos a los socialistas, pero ahora la ventaja es de 5,3 a solo 10 días para el 14-F.

Números a su favor, pero no definitivos

Según El País, el Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat le otorgaba la semana pasada la victoria en las elecciones a Esquerra con una horquilla de entre 34 y 35 escaños. Pero ahora el panorama es completamente diferente, pues la ventaja la tiene el PSC con una proyección similar. 

Entretanto, los pronósticos para la presidencia de la Generalitat apuntan a Illa como el candidato mejor valorado con una puntuación media de 4,4 puntos sobre 10 posibles. Pero su ventaja es flanqueada muy de cerca por otros potenciales rivales en un sprint de última hora el día de las elecciones. Al líder del PSC le siguen de cerca Pere Aragonès (ERC) y Laura Borràs (Junts), empatados con 4,3 puntos. Borràs, candidata de Junts, y Aragonès, presidente en funciones de la Generalitat y cabeza de lista de ERC, recibieron una puntuación de 4,6 en enero. @mundiario

El PSC mantiene su ventaja en las elecciones catalanas con Illa como favorito
Comentarios