Obama, en visita oficial a España del 9 al 11 de julio por invitación del Rey Felipe VI

Barack Obama. / qnightclub.com
Barack Obama. / qnightclub.com

El presidente de Estados Unidos hará una visita oficial a España entre los próximos 9 a 11 de julio, la primera que realiza un mandatario estadounidense en 15 años, ha anunciado la Casa Blanca.

Obama, en visita oficial a España del 9 al 11 de julio por invitación del Rey Felipe VI

La agenda de Barack Obama incluirá sendos encuentros con el Rey Felipe VI, que es quien cursó la invitación a Obama para que visitara España, y con el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. Sin embargo, y por motivos de seguridad, aún no se ha informado de qué ciudad o ciudades visitará el presidente estadounidense.

La última visita oficial que un presidente de EE UU realizó a España tuvo lugar en junio de 2001, con George W. Bush como inquilino de la Casa Blanca. La llegada de José Luis Rodríguez Zapatero a La Moncloa en 2004 y su decisión de retirar unilateralmente las tropas de Irak y animar a otros países a seguir su ejemplo deterioró la relación bilateral, hasta el punto de que Zapatero tuvo que esperar a la elección de Barack Obama para ser recibido en el Despacho Oval en 2009.

Aliado en materia de Defensa y seguridad

La visita pretende subrayar la importancia que tiene España para EE UU como aliado en materia de Defensa y seguridad, sin duda el capítulo de la relación bilateral que más interesa a Washington y que se encuentra más desarrollado, según informan a Europa Press fuentes diplomáticas.

Desde finales de 2015, Rota (Cádiz) acoge a cuatro destructores norteamericanos que forman parte del escudo antimisiles de la OTAN, mientras que Morón de la Frontera (Sevilla) se ha convertido en la base permanente de la fuerza de despliegue rápido de EE UU para crisis en África.

El Gobierno español lleva años negociando una visita del presidente de EE UU como gesto de recompensa por la implicación española en estos dos proyectos, un desplazamiento que finalmente solo ha podido cerrarse en estas fechas, justo antes de que arranque en EE UU la campaña de las elecciones presidenciales.

"La visita a España, un importante aliado de la OTAN, remarcará la sólida cooperación en materia de seguridad, una fuerte relación política y económica, así como los lazos que ambos pueblos mantienen desde tiempos inmemoriales", señala la Casa Blanca en su comunicado.

Culminará además una serie de visitas que en los últimos años el Rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, han brindado a EE UU, como reconoce el embajador de EE UU en España, James Costos, que ha querido subrayar también los lazos cada vez más estrechos que los dos países mantienen en otros ámbitos, más allá de la Defensa.

"España es ahora el noveno país inversor y uno de los de más rápido crecimiento en EE UU, con una inversión directa de casi 60.000 millones de dólares y filiales de empresas españolas que dan empleo a 81.000 trabajadores estadounidenses en una amplia gama de sectores como la banca, las energías renovables, la construcción de infraestructuras o la industria alimentaria", ha destacado Costos en un comunicado.

Al mismo tiempo, EE UU es ahora el mayor inversor extranjero en España, y a la vez, "un país en el que muchas empresas estadounidenses están buscando oportunidades de inversión debido a su economía y una fuerza de trabajo productiva que hacen de España un destino inversor atractivo", ha añadido.

En lo cultural, España y EE UU también disfrutan de una "relación vibrante", en opinión de Costos, como demuestra que cada año durante los últimos años, más de 26.000 estudiantes estadounidenses elijan España como destino de estudios y más de 6.000 estudiantes y profesores de español participen en programas de intercambio educativo en EE UU.

La última visita oficial que un presidente de EE UU realizó a España tuvo lugar en junio de 2001, con George W. Bush como inquilino de la Casa Blanca. La llegada de José Luis Rodríguez Zapatero a La Moncloa en 2004 y su decisión de retirar unilateralmente las tropas de Irak y animar a otros países a seguir su ejemplo deterioró la relación bilateral, hasta el punto de que Zapatero tuvo que esperar a la elección de Barack Obama para ser recibido en el Despacho Oval en 2009.

 

Obama, en visita oficial a España del 9 al 11 de julio por invitación del Rey Felipe VI
Comentarios