Un juez ya ordenó el cierre de la web oficial del referéndum del 1-O

Captura de la web del referendum.
Captura de la web del referéndum suspendido.

Además, la Fiscalía citó a los alcaldes que apoyan el referéndum bajo advertencia de detención. La CUP respondió que sus regidores no irán. Puigdemont optó por driblar el cierre de la web.

Un juez ya ordenó el cierre de la web oficial del referéndum del 1-O

Un juez ya ordenó el cierre de la web oficial del referéndum suspendido por el Tribunal Constitucional. Y, en consecuencia, la Guardia Civil se personó para entregar el mandato en la empresa que la gestiona.

La Generalitat dribló el cierre. La web del referéndum pasó de no poder verse, por orden de un juez, a volver a estar operativa con una nueva dirección difundida por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont y el vicepresidente Oriol Junqueras. Sus dos réplicas están en ref1oct.eu y ref1oct.cat. La primera está alojada en Luxemburgo y la segunda en Reino Unido.

La web clausurada, según explicó hace unos días el portavoz del Govern, y conseller de Presidència, Jordi Turull, era la misma que en su día se empleó para difundir el contenido del Estatut cara al referéndum del 2006.

Además, la Fiscalía citó a los alcaldes que apoyan el referéndum bajo advertencia de detención. La CUP respondió que sus regidores no irán.

Para que sus resultados y consecuencias fuesen aceptados, dentro y fuera, sería necesario que el referéndum cumpliese los criterios comúnmente aceptados, que la Comisión de Venecia, organismo asesor del Consejo de Europa, ha establecido: debe ser legal y acordado y debe celebrarse bajo una legislación aprobada al menos un año antes, es decir, con conocimiento y aceptación por todos de las reglas de juego por las que se regirá, es decir, el censo, la consulta, el recuento y la interpretación de los resultados. Prácticamente nada de esto se da en Cataluña.

Un juez ya ordenó el cierre de la web oficial del referéndum del 1-O
Comentarios