El Gobierno de EE UU mantiene su página en español pero no la Casa Blanca

Web oficial del Gobierno de EE UU. / Mundiario
Web oficial del Gobierno de EE UU. / Mundiario

MUNDIARIO ha sido el primer medio en advertir de la supresión del español en la nueva web de la Casa Blanca bajo la presidencia de Donald Trump. Pero eso no permite concluir que el Gobierno de EE UU no informe en español.

El Gobierno de EE UU mantiene su página en español pero no la Casa Blanca

Bajo el título La versión española de la web oficial de la Casa Blanca se hace de rogar, MUNDIARIO fue el primer medio en advertir, el pasado sábado, de la supresión del español en la nueva web de la Casa Blanca bajo la presidencia de Donald Trump. Pero eso no permite concluir, como han hecho otros medios que informaron a posteriori, entre el domingo y el lunes, que el Gobierno de EE UU no siga haciendo sus comunicaciones en español. Es evidente que lo hace a través de la web gobierno.usa.gov. Son, por tanto, cosas distintas.

Al menos de momento, los archivos de la página web de la Casa Blanca bajo el gobierno de Barack Obama también se pueden consultar íntegramente en https://obamawhitehouse.archives.gov/ , un site que incluye textos traducidos al español.

Los servicios e información del Gobierno de EE UU comprenden comunicaciones sobre programas y servicios de la Administración, documentación básica del país, trámites legales, directorios, etcétera. Entre sus apartados figuran, por ejemplo, información sobre ayudas federales para estudiantes, beneficios y programas sociales del Gobierno; recomendaciones sobre el manejo del dinero e información sobre protección al consumidor; información sobre pasaportes, residencia permanente, visas y viajes; leyes y asuntos legales; programas de salud, nutrición y seguros médicos: trabajo y desempleo; información para trabajadores, personas desempleadas, jubilados y dueños de negocios, y votaciones y elecciones.

Atención telefónica en español

EE UU también permite llamar gratis a GobiernoUSA.gov, de modo que el personal de su centro de llamadas ayuda a encontrar información sobre agencias federales, programas, beneficios y servicios del Gobierno, con garantía de confidencialidad.

Se trata del número 1-844-USA-GOV1 (1-844-872-4681) y si se selecciona la opción #2 se recibe atención en español.

El problema está en la Casa Blanca

La ausencia del español se produce ahora en el site de la Casa Blanca, donde el español tampoco estuvo nunca en pie de igualdad con el inglés. Bajo el mandato de Barack Obama y de otros presidentes como George Bush se traducían algunos contenidos, como los discursos presidenciales, pero generalmente con bastante retraso.

MUNDIARIO es usuario de ambas páginas desde su fundación y puede dar fe de que solo con el español nunca fue posible seguir las actividades del Gobierno de EE UU ni de su Presidente, sobre todo las más políticas y coyunturales.

Aún no sabemos si el discurso del Presidente Trump será publicado en español

Preguntado el Gobierno de EE UU si van a publicar los discursos de su Presidente en español, una fuente de GobiernoUSA.gov señaló este lunes a MUNDIARIO: "Aún no sabemos si el discurso del Presidente Trump será publicado en español."

Por otra parte, el presidente Donald Trump tampoco cuenta con ningún hispano para su gabinete, algo que no sucedía en EE UU desde hace casi 30 años.

El español, la segunda lengua más hablada

Estados Unidos, como indica su propio nombre, está conformado por la unión de estados: 48 de ellos están ubicados dentro del continente americano y dos más en el Océano Pacífico Norte (Hawaii) y en los océanos Ártico y Pacífico (Alaska). El español de EE UU es la segunda lengua más hablada en 43 estados y en el distrito de Columbia. Se trata de estados que conforman un amplio país, que incluye: Delaware, Pennsylvania, Nueva Jersey, Georgia, Connecticut, Massachusetts, Maryland, Carolina del Sur, Nuevo Hampshire, Virginia, Nueva York, Carolina del Norte, Rhode Island, Vermont, Kentucky, Tennessee, Ohio, Louisiana, Indiana, Mississippi, Illinois, Alabama, Maine, Missouri, Arkansas, Michigan, Florida, Texas, Iowa, Wisconsin, California, Minnesota, Oregon, Kansas, Virginia Occidental, Nevada, Nebraska, Colorado, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Montana, Washington, Idaho, Wyoming, Utah, Oklahoma, Nuevo México, Arizona y los ya mencionados Alaska y Hawaii.

El español es el segundo idioma con mayor número de hablantes en EE UU, después del inglés. La Academia Norteamericana de la Lengua Española está considerada como una de las instituciones con mayor influencia en la actual normativa del idioma español. Fue fundada en 1973 y tiene su sede en Nueva York.

El español, que está oficialmente reconocido en numerosas jurisdicciones del Suroeste, ostenta la segunda comunidad de habla hispana más grande del mundo, después de México

El español, que está oficialmente reconocido en numerosas jurisdicciones del Suroeste, ostenta la segunda comunidad de habla hispana más grande del mundo, después de México. Luego siguen las de Colombia, España, Argentina y Perú. Según el censo de 2013, el 13% de la población estadounidense lo hablaba ese año, casi 35 millones de personas hablaban este idioma en sus hogares. Otras fuentes aseguran que en 2017 son 47 millones de personas las que hablan español en EE UU.

Nuevo México es uno de los pocos estados donde la población hispanohablante ha formado grandes comunidades ininterrumpidas desde la anexión a los EE UU. El español constituye una de las señas características más importantes de la personalidad cultural del estado. Además, gran parte de las instituciones tienen el bilingüismo (inglés-español) como norma en sus sitios web oficiales, como el Gobierno, la Casa Blanca –hasta la llegada de Donald Trump–, el FBI, Medicare y la Biblioteca Nacional de Medicina.

Los estadounidismos

Estados Unidos es un país bilingüe donde el español es la segunda lengua más hablada, tanto por la creciente comunidad latina como por angloparlantes que lo aprenden cada vez con más frecuencia.

Las oficinas del gobierno federal, estatal y local, además de las empresas del sector privado, estimulan la inclusión de documentos, comunicados, panfletos y otros textos traducidos al español. Todas estas traducciones de carácter oficial deben hacerse en un español correcto, claro y que exprese de una manera ágil y precisa los conceptos e idiosincrasias de la sociedad estadounidense. Es así que nuevas formas y usos del idioma han surgido en lo que la Real de la Academia Española (RAE) acepta ahora como estadounidismos. Es un español, según varios académicos, que va a trazar el camino del español del futuro. Se advierte, sin embargo, que no debe confundirse con el espanglish, el híbrido que surge de manera espontánea en el vulgo que está en contacto con ambas lenguas.

El Gobierno de EE UU mantiene su página en español pero no la Casa Blanca
Comentarios