Las farmacéuticas le han tomado el pelo a la primera potencia comercial del mundo

Una dosis de la vacuna de Pfizer contra la covid-19, y de fondo, una imagen computarizada del virus SARS-CoV-2. / Mundiario
Una dosis de la vacuna de Pfizer contra la covid-19, y de fondo, una imagen computarizada del virus SARS-CoV-2. / Mundiario

De nada ha servido que la UE actuase unida para comprar las vacunas contra el coronavirus. Tampoco que la Comisión Europea sea una activa defensora de los intereses estratégicos de las farmacéuticas en el mundo.

Las farmacéuticas le han tomado el pelo a la primera potencia comercial del mundo

¿Llega realmente el fin de los desmanes de las farmacéuticas o solo un correctivo para poner orden en situaciones excepcionales en la Unión Europea (UE)? Sea lo que sea, parece que ya nada será igual. El diario El País constata este domingo que la falta de vacunas enfrenta a la UE con uno de sus sectores estratégicos. La Comisión Europea tropieza así con las prácticas de las farmacéuticas mientras defiende sus intereses en foros internacionales. Cuando menos, Bruselas promete mayor control sobre la producción.

“La UE está experimentando de primera mano el error de confiar en las farmacéuticas el desarrollo de las vacunas”, observa Zain Rizvi, investigador de Public Citizen, organización especializada en derechos de los ciudadanos. “Estas son las consecuencias de los monopolios que dan las patentes en plena pandemia, cuando lo necesario es compartir conocimiento y producir al máximo”, añade este experto al que cita el diario de Prisa.

Se repite la historia de Casablanca

En la mítica película Casablanca hay un momento en el que el cínico capitán Renault ordena a sus guardias que cierren el local de Rick. “¡Qué escándalo, aquí se juega!”, responde cuando le preguntan por la razón de la clausura, mientras un empleado del Rick's Cafe Americain le entrega un sobre diciéndole: “Aquí están sus ganancias de esta noche”, en una muestra de su previa complicidad.

La UE también ha descubierto que en el café de las farmacéuticas se juega. Y, como no podía ser menos, los 27 estados miembros se han mostrado indignados con la compañía anglo-sueca AstraZeneca, al enterarse de una rebaja del 60% de las dosis que se había comprometido entregar a la UE.

Resulta que desde Bruselas anticiparon dinero a las farmacéuticas para producir la vacuna contra el coronavirus, a cambio de un precio común, pero al abrirse el mercado, hubo empresas que abastecieron antes a otros países que les pagaron más que los europeos. Y eso que solo la vacuna de AstraZeneca y Oxford le cuesta 870 millones de euros a la UE.

El segundo sector que mueve más dinero en el mundo

En realidad, las controvertidas actuaciones de las farmacéuticas no son ninguna novedad para la clase política, que lleva años conviviendo con una situación repleta de datos cuando menos sorprendentes, que contribuyen a que el farmacéutico sea el segundo sector que mueve más dinero en el mundo, tras el armamentístico.

La UE da ahora el primer paso para ser autosuficiente ante grandes amenazas sanitarias y desde la Comisión Europea se propone crear una agencia capaz de “planificar, coordinar y construir” un ecosistema de capacidades públicas y privadas. Dicho en palabras más llanas: Bruselas quiere atar en corto a las farmacéuticas, a las que ya convocó la propia presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen.

Con las nuevas medidas, Bruelas –sabedora de que las dos plantas de la farmacéutica AstraZeneca en el Reino Unido sí forman parte del acuerdo y también deben producir para la UE– podrá prohibir la exportación de vacunas si supone una amenaza para sus socios.

Privilegios de las farmacéuticas

Los privilegios de las farmacéuticas, que ahora causan tanto escándalo, son previos a la pandemia. Hay medicamentos que atajan enfermedades raras que cuestan hasta 400.000 euros por paciente y año, y el anticonceptivo Essure, retirado de la comercialización, aún lo llevan implantado 2.000 mujeres. En paralelo, como reveló también una investigación del programa Comando Actualidad de TVE, la pobreza farmacéutica afecta en España a más del 4 % de la población. Siendo uno de los países que más medicamentos consume, hay más de dos millones de españoles que no pueden pagar los fármacos que les recetan.


También puede interesarte:

Las primeras 196.800 dosis de la vacuna de AstraZeneca llegan a España


Llueve sobre mojado. Sin salir de España, el misterioso trabajo de los 12.000 visitadores contratados para intentar convencer a los médicos de que receten determinados productos propicia que haya facultativos que reciben más de 50.000 euros al año de una sola farmacéutica, por no hablar de los regalos que marcaron una época en el sector o de los congresos organizados por las farmacéuticas con todos los gastos pagados.

Está bien que en Bruselas se rasguen las vestiduras ante el comportamiento de las farmacéuticas pero ningún estadista debería extrañarse, ya que en la prensa es fácil encontrar casos de malas prácticas de empresas a las que ahora –solo– se les ha visto un poco más el plumero. ¡Qué escándalo, las farmacéuticas juegan…! @J_L_Gomez

Ursula von der Leyen. / RR SS

Ursula von der Leyen. / RR SS

¿A la baja o al alza?

La Comisión Europea, por un lado, estaría a la baja, víctima del engaño de las farmacéuticas, pero, por otro, está al alza, a la vista de su reacción. En agosto, la UE firmó un acuerdo con AstraZeneca para la compra de 300 millones de dosis, con la opción de comprar 100 millones más. La compañía anglo-sueca redujo la entrega de vacunas manera considerable y en Bruselas saltaron todas las alarmas. La crisis dará paso ahora a nuevas medidas comunes de todos los socios de la UE.

El poderío económico de las compañías farmacéuticas es grande, sin duda, pero su reputación social es mala. Ahora su atención estará puesta en la reacción de la Comisión Europea ante sus manejos con las vacunas, pero también en las legislaciones de los países miembros, cuyos gobiernos son los que aprueban las llamadas licencias obligatorias, es decir, los instrumentos relativos a la cesión de la fórmula de las vacunas. No vaya a ser que algunos tomen “prestadas” sus patentes.

–––––––– PROTAGONISTAS ––––––––

> Stella Kyriakides, comisaria de Salud.- La comisaria europea de Salud empezó sugiriendo que la compañía farmacéutica AstraZeneca había estado exportando dosis de vacunas producidas en territorio comunitario a países terceros y su idea derivó en toda una acusación formal.

> Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.- Creará la Autoridad europea de preparación y respuesta ante emergencias sanitarias, que junto con el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades y la Agencia Europea del Medicamento constituirá el tercer pilar de la unión sanitaria.

> Pedro Sánchez, presidente del Gobierno.- El relevo que hizo en el Ministerio de Sanidad, tras la marcha de Salvador Illa a Cataluña, coincidió con la crisis de las vacunas, un momento crítico de la pandemia y la constatación de que la campaña de vacunación está lejos de las perspectivas creadas.

> Carolina Darias, ministra de Sanidad.- Alineada con la UE, reafirmó el compromiso de haber vacunado al menos al 70 % de la población adulta este verano y avanzó que al menos el 80 % de los mayores de 80 años y el 80 % de los profesionales sociosanitarios estarán vacunados en marzo. @mundiario

Las farmacéuticas le han tomado el pelo a la primera potencia comercial del mundo
Comentarios