EE UU extiende su decreto de Emergencia Nacional contra Venezuela

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, y Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. / RR SS
Donald Trump, presidente de Estados Unidos, y Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. / RR SS

El presidente norteamericano Donald Trump, ha prorrogado por un año más las sanciones contra el país caribeño, al considerarle una amenaza inusual para la nación.

EE UU extiende su decreto de Emergencia Nacional contra Venezuela

Estados Unidos no cede ante el régimen de Venezuela. La Casa Blanca ha anunciado este viernes que extenderá su decreto emergencia nacional con respecto al país caribeño, por considerar que la situación generada por el gobierno de Nicolás Maduro continúa siendo una amenaza para la seguridad nacional y los intereses estadounidenses.

La administración de Donald Trump ha dejado claro mediante un comunicado que, a su juicio, la situación en Venezuela “no ha mejorado” y por eso no planean dar marcha atrás en su lucha por “restaurar la democracia” en la República Bolivariana. “Las circunstancias no han mejorado y continúan planteando una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos”, señaló el documento firmado por el Gobierno estadounidense.

El decreto, cuya vigencia fue extendida en 2016 y 2017 por el demócrata Barack Obama se basaba en la existencia de violaciones a los derechos humanos, reducción de la libertad de prensa, detenciones arbitrarias, persecución de opositores y una ingente corrupción gubernamental, tal como apunta el diario El Nacional.

En esa línea, el actual mandatario estadounidense, ha fundamentado la renovación de la orden ejecutiva debido a un agudizamiento de las circunstancias que motivaron la primera declaración, y, además, ha añadido nociones relacionadas a graves abusos contra los derechos humanos y las libertades fundamentales, profundización de la crisis humanitaria, instalación de una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) ilegítima, corrupción pública desenfrenada, represión y persecución a disidentes.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos y Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. RR SS

Donald Trump, presidente de Estados Unidos y Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. / RR SS

Asimismo, la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, ha dicho que el gobierno de Trump evalúa todas las opciones para forzar al régimen chavista a dar marcha atrás. Consultada este jueves sobre la posibilidad de que Washington aplique un embargo petrolero a Caracas, la embajadora ha dejado claro que la administración estadounidense no descarta ninguna opción. “Estamos considerando todas las opciones para restaurar la democracia en Venezuela, incluidas sanciones individuales y potencialmente financieras”, expresó.

La medida llega luego de que el CNE anunciara que las elecciones presidenciales en el país no se realizarán el 22 de abril como estaba previsto, sino el 20 de mayo, pues se ha alcanzado un acuerdo entre el Gobierno y la oposición. Sin embargo, Estados Unidos ha reiterado su rechazo a la contienda electoral y ha levantado la voz –una vez más- para solicitar unos comicios “justos, libres y con observación internacional creíble”. “Estados Unidos está con las naciones democráticas de alrededor del mundo en apoyo al pueblo de Venezuela y su derecho soberano a elegir a sus representantes a través de elecciones libres y justas”,  sentenció un portavoz del Departamento de Estado a la agencia oficial Efe. @mundiario

Comentarios