Comienza el juicio sobre la caja B del PP: Bárcenas planta cara a Rajoy

El extesorero del PP Luis Bárcenas durante el juicio sobre la caja B de ese partido en la Audiencia Nacional, este lunes. / El  Confidencial
El extesorero del PP Luis Bárcenas durante el juicio sobre la caja B de ese partido en la Audiencia Nacional, este lunes. / El Confidencial
El juicio del PP ha comenzado este lunes en la Audiencia Nacional. Las presiones políticas ahora apuntan a Rajoy, la principal cara visible de esta trama de corrupción.
Comienza el juicio sobre la caja B del PP: Bárcenas planta cara a Rajoy

La tensión política en España ya no solo se concentra en las elecciones parlamentarias catalanas, sino también en la polémica nacional que ha detonado de la falta de transparencia y la corrupción enquistada como modus operandi de la clase partidista del país. Y es que luego de que el extesorero del partido más grande de la oposición española, mantuvo el poder durante décadas, aceptara colaborar con la justicia para determinar el presunto origen ilícito de los fondos financieros del Partido Popular, la sala de audiencias ha entrado en sesión con miras a establecer responsabilidades penales, administrativas y políticas sobre más de un dirigente. 

La defensa de Luis Bárcenas comienza a afinar estrategias para lograr beneficios procesales que reduzcan la pena del extesorero del PP, pero este exige la comparecencia del expresidente del Gobierno Mariano Rajoy. Claramente, Bárcenas busca demostrar buena fe en sus testimonios haciendo presión retórica sobre Rajoy, también exlíder del PP, para forzarlo a no contradecir las declaraciones de su antiguo administrador financiero. 

El juicio sobre la caja B del PP ha comenzado este lunes en la Audiencia Nacional con la fase de las cuestiones previas. Las presiones institucionales ahora apuntan a la principal cara visible de esta aparente trama de corrupción, mismo flagelo por el cual Mariano Rajoy fue interpelado en 2018 a través de una moción de censura, lo cual lo obligó a presentar su dimisión ante el rey Felipe VI.

Gustavo Galán, abogado del extesorero, hace eco de las exigencias de Bárcenas, su defendido, para que Rajoy, expresidente del Gobierno y exlíder del partido conservador, “comparezca como testigo durante la vista oral” —una cita que ya estaba prevista a petición de las acusaciones de los populares—. Sin embargo, hasta ahora no se prevé que Rajoy dé su brazo a torcer para enfrentarse a una dura interpelación en la que tendría mucha desventaja por la presuntas maniobras irregulares, ligadas a actos de cohecho, que el PP ha usado durante décadas para financiarse y financiar sus campañas electorales. 


Quizas también te interesa:

Bárcenas deja entrever sobornos en el Gobierno de Aznar desde el PP


Pero, además, el abogado de Bárcenas lanza una apuesta más arriesgada y ha planteado al tribunal que estaría a favor, incluso, de celebrar una declaración simultánea entre su cliente y el antiguo jefe del Ejecutivo, es decir, que tanto Bárcenas como Rajoy testifiquen en lo que podría llegar a ser una encarnada confrontación de acusaciones mutuas sobre la administración monetaria del PP. Aunque estratégicamente, el exjefe de Gobierno tiene por delante un camino de mayores obstáculos, pues lleva las de perder frente a su extesorero. 

La semana pasada, Bárcenas se presentó ante la Fiscalía Anticorrupción, donde confesó por primera vez que el Gobierno de José María Aznar adjudicó obras públicas a cambio de donaciones de empresarios al partido. Esos hechos aún se investigan en la Audiencia Nacional, pero probablemente ocurrieron también bajo el paraguas de un Rajoy que nunca rindió cuentas públicas sobre la contabilidad del PP y que se mantuvo al margen de la transparencia en su gestión como líder del Partido Popular. 

En ese documento remitido al Ministerio Público, el extesorero arremetía contra Rajoy, a quien atribuye el presunto “cobro de sobresueldos provenientes de la caja b” y al que acusa de “destruir en su despacho una documentación sobre la contabilidad paralela”, de la que Bárcenas guardaba copia. Esto implica que el exmandatario pudo haber emitido sobrefacturaciones en los presupuestos destinados al pago de nóminas salariales del PP con el objetivo de obtener un margen de rentabilidad ilícita, una maniobra de la que sí existe constancia, pero en poder absoluto de quien ahora es el acusado que podría comprometer la responsabilidad penal de Rajoy. @mundiario

Comienza el juicio sobre la caja B del PP: Bárcenas planta cara a Rajoy
Comentarios