El chavismo aprovecha la fractura de la oposición y adelanta las elecciones municipales

Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela. Twitter
Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela. / Twitter @ANC_ve

La Asamblea Nacional Constituyente de Maduro ha aprobado que se adelanten los comicios para elegir a los alcaldes de 334 municipios del país caribeño.

El chavismo aprovecha la fractura de la oposición y adelanta las elecciones municipales

El chavismo da un paso al frente en la batalla contra la oposición en Venezuela. En medio de la crisis interna que vive la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), principal coalición opositora al régimen de Nicolás Maduro, tras la derrota en los pasados comicios regionales, la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) oficialista ha aprobado adelantar las elecciones para elegir a los alcaldes de 334 municipios del país caribeño.

Las votaciones municipales estaban previstas para el primer trimestre de 2018, pero consientes de la fractura de la MUD, de la decepción y de la voluntad herida de los ciudadanos, los constituyentistas han anunciado este jueves que las elecciones se realizaran en diciembre de este mismo año. Ahora será el Consejo Nacional Electoral (CNE) –fiel seguidor del chavismo- el encargado de fijar la fecha exacta para la nueva contienda electoral, aunque según han adelantado los representantes chavistas, la misma tendrá lugar el próximo 10 de diciembre.

 

La propuesta de adelanto fue presentada por el constituyente Francisco Ameliach, quien defendió que las elecciones municipales aparecen como un camino para "retomar el cauce de la convivencia política de la democracia con la oposición y ponernos al día con el cronograma electoral". Asimismo, el político arremetió contra la oposición venezolana, sobre quien dijo que “no ha presentado un proyecto claro al país, como lo ha hecho la Revolución Bolivariana, que tiene entre sus pilares el ejercicio del derecho al voto. Ellos buscan hacerle juego al poder imperial para ser dueños del mundo".

La presidenta de la ANC y excanciller de la República, Delcy Rodríguez, aseguró que "en Venezuela se harán elecciones las veces que sea necesario para que todos entiendan que aquí manda el pueblo".

La decisión de adelantar las municipales no resulta ninguna sorpresa. Desde el fracaso de la oposición en los comicios regionales era un secreto a voces que el chavismo aprovecharía la oportunidad para convocar nuevamente a elecciones, con el fin de adueñarse de las alcaldías tal y como lo hizo con las gobernaciones. Y más aún porque el enfrentamiento municipal significa el primer paso en la carrera por las elecciones presidenciales de 2018, en las que se debería elegir al sustituto de Maduro. 

En ese sentido, el gran desafío lo tiene ahora la debilitada y perdida MUD, que deberá decidir si participa o no en la nueva convocatoria electoral, aún cuando los representantes opositores han insistido en reiteradas ocasiones en que el órgano electoral venezolano es fraudulento, favorable al Gobierno e incapaz de ofrecer garantías de nada.

Con este escenario adverso, al que, además, hay que sumarle el quiebre interno y la guerra verbal que han protagonizado los líderes de los partidos opositores en la última semana, luego de que cuatro de los cinco gobernadores electos decidieran romper con sus promesas y subordinarse ante la ANC; todo parece indicar que la oposición esta vez apostara a la abstención.

De hecho, así ya lo han avisado Mitzy Capriles de Ledezma, esposa del preso político Antonio Ledezma, quien declaró estar en total desacuerdo con ser parte de un nuevo fraude electoral. Lo propio ha hecho el partido de Leopoldo López, Voluntad Popular, a través de su coordinador nacional Freddy Guevara: “aunque lográramos ganar las municipales, los alcaldes tendrían que arrodillarse ante la Asamblea Nacional Constituyente. Voluntad Popular no va a participar en ese proceso. El país quiere votar, pero no ser herramienta útil de la dictadura”.

A la expectativa queda la postura que adoptara la formación Acción Democrática, una de las más importantes y veteranas de la política venezolana; y Primero Justicia, la coalición que dirige el exgobernador del estado Miranda y excandidato presidencial, Henrique Capriles Radonski, quien ha sido tajante en sus últimas declaraciones y ha dejado claro que en Venezuela, difícilmente, exista la posibilidad de una salida electoral al régimen dictatorial de Nicolás Maduro. @mundiario

 

 

 

El chavismo aprovecha la fractura de la oposición y adelanta las elecciones municipales
Comentarios