Cataluña deja de ser uno de los principales problemas para los españoles

Movilización en apoyo al referéndum en Cataluña. / ara.cat
Movilización en apoyo al referéndum en Cataluña. / ara.cat

El paro repite como principal problema con un 65,5 %, seguido de la corrupción y el fraude. Este barómetro se realizó los primeros 12 días de febrero.

Cataluña deja de ser uno de los principales problemas para los españoles

La preocupación por la independencia de Cataluña ha caído casi 20 puntos desde el referéndum del 1-O al pasar de ser citado en octubre por un 29 % de los ciudadanos como uno de los tres principales problemas del país, a un 11,3 % en el barómetro del CIS del pasado mes de febrero.

No obstante, de acuerdo a El Periódico, el paro repite como principal problema con un 65,5 %, seguido de la corrupción y el fraude, que vuelve a repuntar y pasa del 35,1 de enero al 38,7 del último barómetro. Este barómetro se realizó los primeros 12 días de febrero.

En la encuesta también aumenta la inquietud por la sanidad y por las pensiones, que se duplica hasta el 8 % (su mayor registro en 30 años). Sin embargo, se aprecia una escasa preocupación por la violencia contra las mujeres, solo citada por el 2,4 %, dos puntos menos que en enero, mientras que solo el 0,5 % de los encuestados cita "los problemas relacionados con la mujer" como principal preocupación. 

Además, los partidarios de un único gobierno central sin autonomías han aumentado 2,4 puntos y bajan tanto los que prefieren un Estado con comunidades con más autonomía como los que quieren que se las reconozca la posibilidad de declarar su independencia. Según el CIS, el porcentaje de quienes apuestan por un Estado con un gobierno central sin autonomías subió ese mes al 20,3 % frente al 17,9 % de enero

Por contra, bajan 3,2 puntos con respecto a enero los que apuestan por un estado con comunidades con más autonomía hasta situarse en febrero en el 12,6 % frente al 15,8 % del mes anterior. Casi un punto, un 0,9 %, desciende el porcentaje entre los que defienden un estado en el que se reconozca a las comunidades la posibilidad de convertirse en estados independientes, que en febrero son el 9,7 % de los encuestados y en enero fueron el 10,6%. Bajan también los que se decantan por que el Estado autonómico continúe como hasta ahora, un 36,4 % frente al 37,9 registrado en enero, así como los que quieren que las comunidades tengan menos autonomía, que pasan del 10,6% de enero al 9 % en febrero. @mundiario

Cataluña deja de ser uno de los principales problemas para los españoles
Comentarios