Al asedio a Kiev se suma la amenaza de Rusia de que avanzará en todos los frentes

Destrucción en Ucrania. / Facebook
Destrucción en Ucrania. / Facebook

La batalla en Kiev deriva en una lucha urbana entre tropas de Rusia y Ucrania, cuyo ejército trata de contener el claro avance ruso.

Al asedio a Kiev se suma la amenaza de Rusia de que avanzará en todos los frentes

Al asedio a Kiev, la capital de Ucrania, se suma una amenaza de Rusia a Finlandia y a Suecia con represalias “militares y políticas” si ingresan en la OTAN, por lo que Alianza Atlántica decidió desplegar fuerzas de respuesta ante una posible invasión rusa. Las tropas rusas asedian Kiev una vez que alcanzaron este viernes el norte de la capital de Ucrania, en la segunda jornada de la operación militar a gran escala lanzada por Vladimir Putin en este país. El ejército ruso también destruye  infraestructuras civiles de Ucrania. 

La batalla en Kiev deriva en una lucha urbana entre tropas de Rusia y Ucrania, cuyo ejército trata de contener el claro avance ruso. Pero Rusia asegura que ha ordenado a sus tropas avanzar en todos los frentes. El presidente ucranio afirma en un mensaje que sus tropas mantienen el control de Kiev. 

Dmitry Peskov, portavoz del Kremlin, dijo este viernes que Rusia está lista para hablar con Ucrania en Minsk, la capital de Bielorrusia, según reportó la agencia de noticias RIA Novosti. Sin embargo, Peskov añadió que, para sentarse, Ucrania debería declarar un "estado neutral", lo que incluiría su "desmilitarización". Rusia siempre ha pretendido que Ucrania renuncie a unirse a la OTAN.

Entre medias verdades, el presidente ruso, Vladimir Putin, en un discurso ante el Consejo de Seguridad de Rusia, se dirigió a las tropas ucranianas pidiéndoles que derroquen al gobierno de su propio país: "tomen el poder por sus propias manos. Parece que ustedes y nosotros llegaremos más fácil a un acuerdo que con esa pandilla de drogadictos y neonazis de Kiev". El presidente Zelensky publicó un vídeo desde las calles de Kiev junto a su primer ministro y sus principales consejeros. "Aquí estamos todos", proclamó, para descartar los rumores de que había huido de la capital de su país.

Militares ucranianos están defendiendo posiciones en cuatro frentes alrededor de la capital, informó el Ejército, y el Ministerio de Interior ha entregado 18.000 armas a voluntarios y pedido a sus ciudadanos fabricar cócteles molotov para defender la ciudad del asedio ruso.

Vitali Klitschko, el alcalde de Kiev, confirmó que se han producido cinco explosiones en el casco urbano de la capital, algunas de ellas cerca de una planta eléctrica. A la espera de nuevos detalles, Klitschkoaseguró que los servicios de emergencia están respondiendo y anticipó "una noche larga" del viernes al sábado.

La BBC también aporta cifras de bajas: 137 soldados y civiles muertos y más de 300 heridos ucranianos tras el primer día de combates, según anunció la noche del jueves el presidente Volodymyr Zelensky. La ONU contabilizó el viernes al menos 25 civiles muertos y 102 heridos por los ataques aéreos. Y del lado ruso más de 450 soldados muertos, según información de los servicios de inteligencia de Reino Unido.

Los refugiados

Más de 100.000 personas han huido de sus hogares y unas 50.000 se han refugiado en países vecinos, de ellas 30.000 en Polonia y 17.500 en Moldavia, según la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados. Son sobre todo mujeres, niños y ancianos, ya que los hombres en edad de servicio (de 18 a 60 años) tienen prohibido abandonar Ucrania.

Europa se prepara ahora para acoger a los refugiados del conflicto. Los que se quedan se refugian en el suburbano y en los sótanos mientras continúan los ataques sobre la capital de Ucrania.

La invasión también inquieta las perspectivas económicas, ya que la subida de la energía y otras materias primas amenaza con intensificar la ola inflacionista en Europa

La invasión de Ucrania también inquieta las perspectivas económicas, ya que la subida de la energía y otras materias primas amenaza con intensificar la ola inflacionista en Europa. El canciller de la UE, Josep Borrell, anunció sanciones contra Putin y su ministro de Exteriores, Sergei Lavrov, que podrían incluir la congelación de activos y prohibición de viaje a territorio comunitario. Es una de las sanciones contra varios sectores estratégicos de Rusia.

En el plano deportivo, la Uefa trasladó la final de la Champions de San Petersburgo a París y la FIA también suspendió el Gran Premio de Rusia de Fórmula 1 programado para el 25 de septiembre en Sochi. En el plano cultural, Rusia quedó fuera de Eurovisión

Se ha comprobado que los servicios de inteligencia de EE UU acertaron –Ucrania está bajo las bombas de Rusia– y que el ataque también es digital. De hecho, EE UU ofrece hasta 10 millones de dólares por la identificación de cualquier ciberataque de Moscú. @mundiario

Al asedio a Kiev se suma la amenaza de Rusia de que avanzará en todos los frentes
Comentarios