Letizia recupera su abrigo más naif para recibir a la pareja presidencial búlgara

Letizia, reina de España. Casa Real.
Letizia, reina de España. / Casa Real.
La reina elige llevar un abrigo rosado de Carolina Herrera que ha llevado en otras ocasiones y que seguramente le herederá a algunas de sus hijas por su forma y estampado encantador. 
Letizia recupera su abrigo más naif para recibir a la pareja presidencial búlgara

La reina Letizia reaparece junto al Rey Felipe VI para recibir al presidente búlgaro, Rumen Radev, y a su esposa, Desislava Radeva. Apenas el miércoles le veíamos aparecer en Palma de Mallorca con motivo de la cuarta parada del Tour de Talento donde se atrevió con un vestido más orientado a días más fríos, puesto que repitió el diseño de Massimo Dutti en rojo, manga larga y falda midi que ha llevado en otras ocasiones. Es una opción linda, pero poco ideal para esta época del año.

Ahora, la reina se adapta un poco mejor a los cambios de temperatura y recupera un precioso abrigo de Carolina Herrera que parece ser uno de sus favoritos puesto que lo ha llevado en variedad de ocasiones. La opción ahora si converge con la época primaveral y es una de los diseños más naif que tiene en su armario.

Los Reyes se reunieron con el presidente de Bulgaria y su esposa en la entrada de la Zarzuela donde fueron fotografiados. La reina llamó de forma especial la atención debido a un detalle que pocas veces muestra: sus piernas. Doña Letizia presume con abundancia de sus definidos brazos, pero pocas veces lleva atuendos que dejen ver sus piernas.

En esta ocasión, el abrigo floreado y con fondo rosado de Carolina Herrera deja ver esta parte del cuerpo que la consorte suele esconder. Desde 2019, la reina prácticamente no muestra sus rodillas, llevando diseños midi que tapan casi toda su pierna. Esta moda la siguen la mayoría de las royals europeas, siendo esté el largo exigido para las mujeres de su categoría, aunque una que otra a veces se saltan el protocolo. 

El diseño es un abrigo-vestido que simula el estilo de un baby doll en un rosa palo y tierno estampado de flores. Cuenta con cuello camisero y doble abotonadura. Es una opción preciosa pero a la vez bastante juvenil, el diseño podrían llevarlo algunas de las hijas de los Reyes, Leonor o Sofía. La prenda forma parte de la colección pre-fall 2018 y su precio, cuando salió a la venta, fue de 2.456 euros. Combinó el diseño con unos salones de Lodi también en rosado.

La primera vez que la reina llevó este diseño fue en un almuerzo con el entonces presidente de México, Enrique Peña Nieto, en 2018. Letizia repetirá el look ese mismo año, pocas semanas después en el desfile del Día de las Fuerzas Armadas. La reina suele escoger looks bastante simples para este tipo de visitas, sin buscar destacar demasiado ni ser quien obtenga toda la atención. @mundiario

 

Letizia recupera su abrigo más naif para recibir a la pareja presidencial búlgara
Comentarios