¿Cómo es la relación entre Isabel II y el príncipe Harry?

Príncipe Harry y Meghan Markle, duques de Sussex. CBS.
Príncipe Harry y Meghan Markle, duques de Sussex. / CBS.
Los duques de Sussex no asistieron a la misa en honor a Felipe de Edimburgo, pero si hicieron una rápida parada por Windsor para visitar a la reina antes de los Juegos Invictus.
¿Cómo es la relación entre Isabel II y el príncipe Harry?

El drama entre los duques de Sussex y el resto de los Windsor sigue dando de qué hablar. Últimamente han estado en el centro de la polémica por su negativa de asistir al funeral del príncipe Felipe de Edimburgo porque no contarían con seguridad de parte del Estado. Esto derivó en una serie de críticas que aumentaron cuando se conoció que Meghan Markle y el príncipe Harry si viajarían a Países Bajos para celebrar los Juegos Invictus, fundados por el duque en 2014.

Los duques basaron su decisión en que en Países Bajos lograron obtener el estatus de 'VIP', cuestión que les iba a permitir gozar de  la seguridad pública. En cualquier caso, los Sussex se trasladaron hacia el Viejo Continente pero antes de aterrizar en Países Bajos decidieron pasar por el Reino Unido, concretamente Windsor para visitar a Isabel II.

La pareja se topó con la monarca después de años de alejamiento. Harry no la veía desde el funeral de su abuelo, mientras que Meghan no tenía un contacto con la reina desde que abandonó la monarquía en 2020. En esta visita la pareja mostró su respeto por la longeva reina y se habrían disculpado personalmente por no asistir a la misa en honor al príncipe Felipe. La reina habría tomado todo con naturalidad y decidió aprovechar la ocasión para invitar a los duques oficialmente a las celebraciones por su Jubileo de Platino, según The Telegraph. 

De aceptar, este seria el primer encuentro público entre los Sussex y el resto de los Windsor. La pareja aparecería junto a toda la familia en las celebraciones como el tradicional saludo en el balcón de Buckingham o la misa en la catedral de San Pablo. Se dice que hay un antes y después en la relación entre los duques y el resto de la familia, en especial entre Harry y su hermano y padre que se marcó de forma incisiva tras la entrevista de la pareja con Oprah Winfrey.

 

Aunque la relación con su padre y hermano no va de la mejor manera, todo indica que con la propia Isabel las cosas no podrían ir mejor. “Fue genial volver a verla. Tenía muchos mensajes para el equipo británico (de los Invictus), los cuales me he encargado de transmitir”, aseguró el príncipe en declaraciones para la BBC. Asimismo, la pareja habría asegurado a la monarca que en la medida de lo posible finalmente le presentarían a su bisnieta, Lilibet, justamente nombrada en su honor. 

 

El nombramiento de su hija levantó cierta polémica en su momento. Los Sussex aseguraron que habían solicitado permiso a la monarca para llamar de esta manera a su niña debido a que es el sobrenombre familiar que utilizaban con la monarca. Los medios británicos especularon con que los duques no habían solicitado permiso a Isabel y esta nunca dió su consentimiento, citando fuentes del palacio. El príncipe Harry respondió con furia indicando que eran falsedades y prometió demandar a cualquiera que publicara lo contrario. 

La relación de los Sussex con el resto de la familia estaría afectada por la intromisión del personal del mismo Palacio. Dentro de la Corte británica es muy necesario que los asistentes personales manejen la agenda y parte de la vida de los miembros de la monarquía. Entre mensaje y mensaje se habría perdido mucha información y se habría vertido otra más polémica, dejando entre la misma familia un vacío complicado con la partida oficial de los Sussex que ni Carlos de Inglaterra ni el príncipe Guillermo han querido perdonar del todo. @mundiario

¿Cómo es la relación entre Isabel II y el príncipe Harry?
Comentarios