A Coruña sufre una degradación de los servicios culturales

Fórum Metropolitano de A Coruña. / Mundiario
Fórum Metropolitano de A Coruña. / Mundiario

Deterioro de las instalaciones, ausencia de personal, falta de medios. La red de centros cívicos creada por los gobiernos socialistas fueron un ejemplo a seguir por otras ciudades como una forma de dinamización cultural y social y lo que costó tantos años construir sufre ahora un proceso de abandono y deterioro.

A Coruña sufre una degradación de los servicios culturales

Es una evidencia que en los últimos años se ha venido produciendo una  degradación en A Coruña de los servicios públicos relacionados con la cultura, agravado recientemente por una serie de problemas derivados de la mala gestión del actual gobierno local.

Si hablamos del Fórum Metropolitano es evidente que a pesar de ser uno de los centros con mayor actividad, tanto de personal adulto como infantil, sufre una falta de mantenimiento y carencia de personal.

Se estuvo parcheando de manera accidentada el problema de goteras en la cubierta que tuvo a los usuarios dos años sufriéndolas, pero el paso del agua ha hecho mella en el suelo que presenta un deterioro evidente por el uso, el agua y el paso del tiempo.

También  es notorio el abandono del ambigú de dicho edificio, que no ha tenido ningún concursante a su concesión por las condiciones que se estipularon por lo que actualmente no se está prestando ese servicio.

Un tema importante en el Fórum Metropolitano, que afecta también al  Centro Ágora, es la ausencia de programadora y gestora cultural. Puesto que en estos momentos existe una denuncia interpuesta por la anterior programadora por vulneración de derechos básicos, como la jornada laboral y el horario de trabajo entre otros.

Sabemos que estos problemas ya se venían produciendo desde hace muchos años y con la corporación anterior,  porque no cubriéndose  la plaza de Gestor cultural/Programador en el Ágora obligaba a la gestora Cultural del Fórum Metropolitano  a ejercer esa  función en dos de los centros culturales de referencia de A Coruña.

Pero además de que solo había una persona encargada para la programación de los dos recintos, esa misma persona debía asumir responsabilidades de comunicación, contratación y recepción de las compañías y espectáculos que se ofrecían, algo inasumible para una sola persona pero una situación que ya conocía la corporación municipal desde hace varios años.

Esta baja y ausencia de programadora cultural deja a nuestros dos centros culturales más importantes, los que convirtieron a Coruña en un referente de gestión cultural, en una situación insostenible, ya que no se está programando, o se está tirando de una programación escasa y continuista del proyecto anterior.

Pero los problemas no son solo internos, porque esta ausencia de programador o gestor cultural crea problemas logísticos en los colectivos locales que no saben a quién o dónde dirigirse, ni cuál es el espacio escénico destinado para ellos,  ya que  el Teatro Colón parece estar centrado en una línea musical y  el teatro Rosalía en la danza y el teatro profesional.  Los centros donde tenía cabida el germen de la cultura escénica de Coruña se quedan vacíos sin nadie que los programe.

A los problemas de personal y de infraestructura, se le añaden la falta de medios.  Se ha solicitado por parte del personal técnico diferentes materiales, que o no llegan o llegan con cuenta gotas por parte de la empresa adjudicataria de la concesión sin haber ningún control municipal sobre si estas empresas están dotando a los teatros y auditorios con las características necesarias para su correcto funcionamiento.

Esta dejadez en la gestión cultural provoca un deterioro evidente de la oferta cultural de los barrios a los que dan servicio el Fórum Metropolitano y el Ágora, pero por supuesto a la oferta cultural de la ciudad en su conjunto .

La red de centros cívicos creada por los gobiernos socialistas fueron un ejemplo a seguir por otras ciudades como una forma de dinamización cultural y social y lo que costó tantos años construir está sufriendo un proceso de abandono y deterioro en la actualidad. Es necesario que el gobierno municipal explique a los ciudadanos qué medidas va a tomar para evitarlo. @mundiario

A Coruña sufre una degradación de los servicios culturales
Comentarios