La CEG, alarmada por las posibles consecuencias de la guerra para la industria gallega

Juan Manuel Vieites-Baptista de Sousa. / Twitter
Juan Manuel Vieites-Baptista de Sousa. / Twitter

La Confederación de Empresarios de Galicia también expresa su "enorme preocupación" ante "el alza desbocada" de la inflación, que alcanzó un incremento del 7,4% en el mes de febrero.

La CEG, alarmada por las posibles consecuencias de la guerra para la industria gallega

La Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) ha expresado  su "enorme preocupación" ante "el alza desbocada" de la inflación, que alcanzó un incremento del 7,4% en el mes de febrero. En un comunicado, la patronal gallega que preside Juan Manuel Vieites-Baptista de Sousa advierte que se trata del peor dato desde 1989 después de incrementarse 1,3 puntos durante el segundo mes del año.

Por otra parte, la CEG condena enérgicamente la invasión que Rusia está desplegando sobre Ucrania, en primer lugar por el impacto directo sobre la sociedad civil ucraniana que ya está pagando las consecuencias del conflicto con lo más valioso: la vida de sus ciudadanos. "Pero además de las víctimas mortales y los heridos, muchos miles de personas han perdido ya sus casas, sus negocios y sus empleos, se han visto obligados a separarse de sus familias y a renunciar sine die a sus proyectos", añade la patronal.

"En definitiva –opina la CEG–, una terrible dinámica que la patronal gallega espera que sea revertida cuanto antes y recupere el equilibrio sobre el que hemos construido la Europa de los últimos 80 años."

La organización empresarial gallega se muestra también especialmente preocupada por las nefastas consecuencias que tendrá el conflicto armado en el escenario económico, ya que se ha abierto un escenario incierto.  De esta forma, teme resultados en el ámbito energético, por lo que puede suponer para la evolución de los precios y  los abastecimientos, así como para el comportamiento de los mercados en general, siempre enemigos de la inestabilidad y la incertidumbre.

Además, la CEG recuerda que hay que tener en cuenta que España y Galicia dependen de Ucrania –el granero de Europa– en lo que a determinados cereales –trigo, maíz o cebada, entre otros–, se refiere.  Y es que un corte de suministros supondría otro freno en la recuperación para este sector. Igualmente, la Confederación de Empresarios de Galicia se muestra alarmada por las posibles consecuencias de la guerra para la industria gallega.

La patronal que preside Juan Vieites hace un llamamiento a las autoridades europeas y españolas para que sean precisos en la definición  e informen de la manera más detallada y actualizada posible sobre las sanciones impuestas a Rusia así como de las medidas de apoyo que establezcan para minorar las consecuencias en las economías motivadas por el conflicto armado.

La CEG considera que en este momento se debe priorizar el diálogo y la diplomacia con el fin de que se restaure la paz, la seguridad y la estabilidad económica en Europa a la mayor brevedad posible. @mundiario

La CEG, alarmada por las posibles consecuencias de la guerra para la industria gallega
Comentarios