Ausencias y tensión en el primer comité del PSdeG - PSOE con Formoso y Lage Tuñas

Valentin Gonzalez Formoso en su primer Comité Nacional como Secretario Xeral del PSdeG. / PSdeG
Valentin Gonzalez Formoso en su primer comité nacional como secretario xeral del PSdeG - PSOE. / PSdeG

Formoso ofrece acuerdos al PP de Rueda en un Comité Nacional al que faltaron los alcaldes de Vigo y Santiago, la alcaldesa de Coruña y la presidenta de la Diputación de Pontevedra.

Ausencias y tensión en el primer comité del PSdeG - PSOE con Formoso y Lage Tuñas

Desde que las primarias socialistas en octubre y el congreso nacional del PSdeG - PSOE a principios de diciembre erigiesen a Valentín González Formoso como secretario general socialista en sustitución de Gonzalo Caballero el máximo órgano del partido no se había reunido. Lo hizo por primera vez este sábado, 7 de mayo, en una cita del Comité Nacional del PSdeG - PSOE, que fue intenso en debate y evidenció las diferentes posiciones de las distintas sensibilidades socialistas.

Cuando se cumplen seis meses de mandato de Formoso y Lage Tuñas, los cuadros del PSdeG son conscientes del mayor riesgo electoral y del debilitamiento del liderazgo de los del puño y la rosa en Galicia, lo que se refleja en un comité con tensiones y un partido más dividido desde el último congreso socialista.

Formoso evitó entrar a explicar las recientes renuncias de Villoslada, Francisco Rivera y Roura a sus cargos institucionales en Galicia, que marcaron sus primeros meses al frente del partido y todas ellas vinculadas al poder creciente de Lage Tuñas. El secretario general socialista sí aprovechó la cita para ofrecer tres acuerdos al PP de Alfonso Rueda en materia de economía, atención primaria y política social de cara a la sesión de investidura en la que intervendrá el portavoz parlamentario Luis Álvarez. De este modo, la dirección socialista gallega tiende la mano a Alfonso Rueda para buscar acuerdos.

En cuanto a las ausencias en el órgano de dirección, resultó llamativo que en la puesta de largo de Formoso ante el Comité Nacional no lo acompañasen los alcaldes de Vigo ni de Santiago, ni la alcaldesa de A Coruña, tampoco la presidenta de la Diputación de Pontevedra, que alegaron motivos de agenda. Realmente llamativo fue tanto que no acudiese el alcalde de Vigo como que tampoco lo hiciesen sus subordinados de mayor rango, el secretario socialista provincial y la presidenta de la Diputación pontevedresa, a la sazón actual presidenta del PSdeG, de modo que solo intervinieron en nombre de la agrupación socialista de Vigo miembros próximos al sector de Gonzalo Caballero.

Tras la intervención de Formoso se produjeron casi una treintena de intervenciones, de las cuales algunas respaldaron al actual secretario general, otras se centraron en temas locales o sectoriales y una docena cuestionó abiertamente la gestión de Formoso y Lage Tuñas.

Según destacó la agencia Europa Press, el diputado autonómico y exvicesecretario general Pablo Arangüena  aseguró que en el PSdeG existe una “involución democrática” después de que se redujese el peso de las agrupaciones locales en la configuración del Comité Nacional y aseguró también que la formación está a día de hoy en peores condiciones que hace un año. Arangüena señaló que no es momento de discursos triunfalistas y trasladó su preocupación por el empeoramiento del partido y del propio grupo parlamentario, apuntando entre otras causas la falta de la integración prometida por el secretario general.

Según varias fuentes, las intervenciones críticas rechazaron la contratación del jefe de prensa del PSdeG con fondos de la Diputación coruñesa, los problemas por inflados de censos o el hecho de que la dirección federal no haya resuelto todavía el recurso presentado por varios militantes contra procedimientos del congreso nacional gallego, interpretándolo como el temor de Ferraz a que los tribunales pudiesen invalidar ese congreso.

Tampoco faltó algún dardo al alcalde de Santiago por haber trasladado que dormiría más tranquilo sabiendo que si el PSOE perdiese, Feijóo estaría al frente del Gobierno de España.

El propio Formoso tuvo que responder a varias de las críticas planteadas, señalando que la dirección puede contratar al jefe de prensa que considere. Asimismo, justificó el crecimiento repentino de censos de afiliaciones en algunas agrupaciones –a raíz de la polémica generada por lo ocurrido en la de As Pontes– y contraponiéndolo a otras agrupaciones con menor nivel de afiliación. Formoso destacó asimismo el peso municipal y el número de alcaldías socialistas como una garantía para el PSdeG.

Finalmente el Comité Nacional aprobó un reglamento que apuesta por coordinadores comarcales, manteniendo la fórmula existente en los últimos años en el PSdeG, donde las provincias acapararon mayor poder y donde no se ejecuta una estructura profunda de comarcalización.

También se aprobó un reglamento de funcionamiento de la ejecutiva gallega que, según apuntan diversas fuentes, carecería de competencias para eliminar primarias a la candidatura a la presidencia de la Xunta a pesar de una textualidad exacta al documento federal equiparable, pero donde los socialistas sí ocupan el Gobierno. @mundiario

Ausencias y tensión en el primer comité del PSdeG - PSOE con Formoso y Lage Tuñas
Comentarios