Repsol confirma que derramó 10.396 barriles de petróleo en el mar de Perú

Derrame de petróleo de Repsol en Perú. / Twitter @MinamPeru
Derrame de petróleo de Repsol en Perú. / Twitter @MinamPeru
La Fiscalía peruana ha solicitado que se impida la salida del país al presidente de la filial. El Estado evalúa la suspensión de la licencia de funcionamiento de la multinacional española.
Repsol confirma que derramó 10.396 barriles de petróleo en el mar de Perú

Repsol no derramó 6.000 barriles de petróleo en el mar de Perú: fueron 10.396 barriles. La petrolera española, presionada por las críticas, ha emitido este viernes un comunicado en el que sincera las cifras del peor desastre ambiental en la historia reciente del país: el total de crudo vertido en la zona de La Pampilla, en Ventanilla (provincia del Callao), alcanza casi el doble de lo reportado en un principio por la empresa y hasta ahora solo se ha retirado el 35%.

“Con la información técnica disponible, estamos en disposición de comunicar que la cantidad de petróleo derramado es de 10.396 barriles y de esto, el 35% ya ha sido recuperado mediante las labores de limpieza del mar y de las playas, según nuestras mejores estimaciones”, ha explicado la empresa. "Desde que el pasado 15 de enero se produjera el derrame de petróleo en La Pampilla, el único objetivo de Repsol ha sido y es remediar sus consecuencias. Para ello ha desplegado todos los recursos humanos y técnicos necesarios. Esta es nuestra máxima prioridad", ha subrayado la compañía en su último informe.

El documento añade que los nuevos datos estás basados en cálculos técnicos realizados de acuerdo con varios factores: la cantidad de crudo que albergaba el buque Mare Doricum antes de iniciar la descarga, la cantidad almacenada actualmente en los depósitos de la refinería, el producto que se recuperó de las tuberías; y el cálculo de los flujos de crudo. “Esta cantidad se podrá confirmar definitivamente tras la recepción en refinería del volumen remanente en los tanques del buque”, ha señalado la firma.

Así, la cifra de combustible vertido en las costas del litoral central peruano queda notablemente por debajo de los 6.000 barriles que Repsol había informado a las autoridades en días anteriores. Pero difiere de las estimaciones del Gobierno peruano: 11.900 barriles (1,9 millones de litros). “El nuevo estimado es de 11.900 barriles, como dijo el señor ministro. Además, recogidas, a la fecha se tienen 4,225 barriles recuperados, pero es una emulsión de agua y aceite, no es neto”, ha informado el viceministro de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales de Perú, Alfredo Mamani.

El ministro de Ambiente de Perú, Rubén Ramírez, ha afirmado que el derrame se ha extendido a lo largo de 44 kilómetros lineales hasta las costas de Chancay, otro distrito limeño ubicado al norte de Ventanilla. El accidente -que afecta dos áreas naturales protegidas del país- ocurrió durante el proceso de descarga del buque tanque de bandera italiana Mare Dorium y ha sido atribuido por Repsol a la agresiva erupción de un volcán submarino en Tonga. Las autoridades peruanas cuestionan la versión de la petrolera, que choca también con la declaración sobre los hechos que ha hecho el capitán del barco.   

El gremio de pescadores calcula que al menos 3.000 personas han perdido su trabajo por el vertido. Y el desastre ambiental supone, además, un duro golpe para el sector turístico: el ministro de Comercio Exterior y Turismo, Roberto Sánchez, proyecta pérdidas de hasta 52 millones de dólares (46 millones de euros), dado que las 21 playas afectadas hasta el momento por el crudo reciben a unas cinco millones de personas cada año durante la temporada de verano (entre enero y marzo en Perú).


Quizá también te interesa: 

“Repsol, escucha, fuera del país”: el grito de Perú por el derrame de petróleo

Un desastre ecológico enfrenta a Perú y Repsol: 6.000 barriles de petróleo en el mar


 

suspensión de licencia

En medio del escándalo, la Fiscalía peruana ha solicitado que se impida la salida de Perú durante 18 meses al presidente de la filial peruana de Repsol, Jaime Fernández–Cuesta, y a otros tres ejecutivos de la petroquímica que funciona en el distrito de Ventanilla. Mientras tanto, el Estado evalúa la suspensión de la licencia de funcionamiento de la multinacional española.

“Hay que acudir a todas las instancias para que este ecocidio no quede como una historia más”, ha declarado el titular del Comercio Exterior. “Estoy seguro que el sistema de justicia como corresponde, también tiene esa alternativa que evaluar. La soberanía del país de nuestro mar, se respeta”, sentenció. “Es una negligencia que debe verificarse. Aguardamos que no solamente la comunidad internacional, sino el país y la ciudadanía salga a defender el recurso, la vida, el medio ambiente y nuestra ecología”. @mundiario

 

 

Repsol confirma que derramó 10.396 barriles de petróleo en el mar de Perú
Comentarios