Eclosión del empleo a tiempo parcial con impacto en los ingresos de la Seguridad Social

Trabajadores en una empresa. / Pixabay
Trabajadores en una empresa. / Pixabay
Mientras el nivel de ocupados-cotizantes supera el de diciembre de 2019, el nivel de los ingresos por cotizaciones aún estaba varios puntos porcentuales por debajo.
Eclosión del empleo a tiempo parcial con impacto en los ingresos de la Seguridad Social

Con datos de noviembre del pasado año reproducíamos hace un mes en este diario una gráfica del Ministerio de Trabajo sobre la explosión de la contratación a tiempo parcial tras la recesión causada por la pandemia en 2020. Se observaba en dicho gráfico, para los contratos indefinidos, cómo la positiva recuperación de la contratación y del empleo a lo largo de 2021 tuvo mucho que ver con el trabajo a tiempo parcial.

Cierto que si la eclosión del contrato a tiempo parcial está siendo espectacular en los contratos indefinidos, su importancia tampoco es irrelevante en los contratos temporales que multiplican a aquellos por más de seis veces en un año.

Esperemos que la reforma laboral aprobada en diciembre embride el disparate del millón y medio de contratos temporales firmados en España en el mes de diciembre (frente a menos de doscientos mil indefinidos) y, también, de paso el medio millón de contratos mensuales que son al mismo tiempo temporales y a tiempo parcial. Pues con los datos de contrataciones actualizados para diciembre de 2021 por el Ministerio de Trabajo se confirma esa explosiva contratación a tiempo parcial.

En el caso de los contratos indefinidos los que lo son a tiempo parcial suponen más de un tercio en diciembre y anotan un incremento de casi el 55 % respecto a diciembre del año anterior.

Y en el caso de los contratos temporales –multiplican en diciembre por nueve veces el volumen de los contratos indefinidos– también los temporales que lo son a tiempo parcial se acercan al tercio del total y crecen un 38 %, muy por encima del 21 % que crece el conjunto de los contratos temporales (ver página 53 del informe del Ministerio de Trabajo).

Así, si comparamos el 1.681.000 de contratos realizados en diciembre de 2021 con los 1.355.000 realizados en diciembre de 2020, los 326.000 contratos más de diferencia en este año de recuperación del empleo se desglosan tal como recogemos en este gráfico.

Los contratos de trabajo. / Mundiario

 Fuente: elaboración propia con datos del Ministerio de Trabajo. / Mundiario

A la vista del mismo se comprueba con claridad que los contratos a tiempo parcial dominan claramente esta progresión interanual en la contratación temporal, mientras que en la contratación indefinida lo hacen los que son a tiempo completo. En conjunto, entre diciembre de 2020 y diciembre de 2021, el incremento de las contrataciones en España se reparte casi mitad a mitad entre contratos a tiempo completo y contratos a tiempo parcial.

El año 2021 se cerró, en consecuencia, con un mes de diciembre en el que los contratos a tiempo parcial anotan crecimientos espectaculares (del 55% los indefinidos y 38% los temporales). Quizás ahí se encuentre buena parte de la explicación del porqué con un volumen menor de horas trabajadas totales en España, y con un PIB aún inferior al nivel pre-pandemia, la cifra de ocupados se haya situado ya por encima de dicho nivel a finales de 2021.

En buena medida por la explosión del trabajo a tiempo parcial y peor remunerado. Porque solo así es posible con menos horas de trabajo, ocupar (en minijobs) a más personas y registrar menos desempleo. La tan jaleada flexibilidad laboral se traduciría así en una asimetría entre la evolución de la producción (del PIB, es decir del crecimiento económico) y del empleo decente (del bienestar social).

Una explosión de empleo a tiempo parcial que por término medio se contrata por media jornada (cuatro horas) aunque sea por desgracia demasiado frecuente que sean más las horas efectivas diarias trabajadas (no pagadas). Un contrato que supone al empresario un coste laboral de un tercio del de jornada completa: mini job salarial. Miel sobre hojuelas para unos pocos y riesgo de pobreza para muchos. Para muchos ocupados que estarían disponibles para un trabajo a jornada completa que no se les ofrece.

Todo lo anterior parece estar trasladándose a los datos de recaudación por cotizaciones a la Seguridad Social a la altura de noviembre de 2021. Porque mientras el nivel de ocupados-cotizantes ya superaba el de diciembre de 2019 (una excelente noticia), el nivel de los ingresos por cotizaciones -en términos reales- aún estaba varios puntos porcentuales por debajo del de aquella fecha.

A causa del creciente empleo temporal y con reducidos ingresos (a tiempo parcial) que hemos analizado aquí. Dos formas de contratación que vienen anotando una preocupante eclosión en España haciendo crecer las cifras de empleo pero no las de trabajo decente. @mundiario

Eclosión del empleo a tiempo parcial con impacto en los ingresos de la Seguridad Social
Comentarios