El Banco de España alerta del riesgo de impago de 94.000 millones en créditos

Sede del Banco de España en Madrid. / Banco de España
Sede del Banco de España en Madrid. / Banco de España

Las consecuencias de la guerra en Ucrania prolongarán la inflación presente en los precios energéticos, afectando directamente el bolsillo de las familias y ejercerá una limitante en el crecimiento económico.

El Banco de España alerta del riesgo de impago de 94.000 millones en créditos

El mundo vive en una constante incertidumbre desde el inicio de la pandemia por la Covid-19, sin embargo, esta preocupación se acrecentó el 24 de febrero del presente año debido a la invasión rusa a Ucrania. Razón por la que el Banco de España ha pedido a las entidades financieras del país prudencia y que no liberen las provisiones dotadas en medio de la crisis sanitaria.

En su último Informe de Estabilidad Financiera de primavera 2022, presentado este miércoles se incluye el alza en la inflación y la aceleración en el aumento en los tipos de interés, que sumados al deterioro de las carteras de crédito revelan la existencia de 94.000 millones de euros a un paso del impago, lo que vendría siendo el 8% del total de las deudas de hogares y empresas.

En esta medida calificada por el Banco de España como vigilancia especial se encuentran aquellos que aún no han pagado, pero están en el riesgo de la morosidad. En este sentido, los últimos meses de 2021 incrementaron en un 14% el riesgo, pero la tasa de morosidad ha decrecido al 3,5%.

Afectados por la pandemia

Aquellos que más riesgos corren de un impago son los sectores que aún no se reponen de la crisis sanitaria. Por su parte, Ángel Estrada, director general de Estabilidad Financiera, Regulación y Resolución del Banco de España, dijo que han focalizado la atención “en los sectores que se vieron  afectados y que ahora les afecta también la crisis energética: transporte, hostelería, construcción y agricultura, entre otros. También sufrirán los hogares más vulnerables, de menor renta, porque el esfuerzo que realizan en la compra de estos productos esenciales será mayor”.

Asimismo, la carencia de amortización supondría un aumento del riesgo de deterioro crediticio en los préstamos ICO. Periodo estimado en un 35% de los préstamos ICO para las devoluciones de principal, cuya finalización se piensa para el segundo trimestre de 2022.

Ante este contexto lo que se pide es prudencia a los banco y la no liberación de provisiones extraordinarias provenientes del 2020. @mundiario

El Banco de España alerta del riesgo de impago de 94.000 millones en créditos
Comentarios