Buscar

MUNDIARIO

El Banco de España agudiza sus previsiones: el PIB caerá hasta 12.6%

El descenso del sector turístico, las mayores restricciones impuestas por los países para frenar a los viajeros y el despunte de los rebrotes han sido decisivos para este sombrío panorama.
El Banco de España agudiza sus previsiones: el PIB caerá hasta 12.6%
Billetes de Euros. / Mundiario
Billetes de Euros. / Mundiario

Maira Perozo

Periodista.

Según el ente financiero, la economía española se derrumbará al cierre del 2020 entre un 10,5% y un 12,6% y el rebote no será suficiente para compensar el retroceso ni siquiera hasta 2022.

El pronostico del Ejecutivo, sobre el cual, estimó sus previsiones a Bruselas no asemeja a las cifras que a día de hoy presenta el Banco de España, vaticinado una caída brutal de la economía y poco empuje para la recuperación.


Quizá te pueda interesar

La demora en los pactos avizora una nueva prórroga de los Presupuestos


El Ejecutivo ampliará los ERTE hasta el 2021


El ente financiero en sus cálculos prevé un desplome de -10,5% y el -12,6%, frente al descenso que daba en junio del -9% al -11,6%. Apuntó que aún cuando se estimaba, que al levantar el estado de alarma el escenario mejoraría, la pandemia juega una mala pasada con una segunda oleada que empuja nuevas restricciones en los viajes a España y con ello se echó por la borda el verano, lo que ralentiza la recuperación.

Es decir, que este tercer trimestre ha ido de más a menos, y eso hace que el arranque del año que viene sea peor, observa el director de Economía del banco, Óscar Arce. A su juicio, en 2021 la economía podría rebotar entre un 7,3% y un 4,1%, una recuperación insuficiente, aunque no tienen en cuenta la llegada de los fondos europeos, que de acuerdo al supervisor, podrían tener un efecto relevante.

De esta manera, el paro podría ubicarse en 2021 entre el 19,4% y el 22,1% si desaparecen los ERTE; aunque de entrada, el Gobierno ha dicho que se extienden hasta el 2021, sin aportar mayores detalles.

Por otra parte, la deuda se colocará entre el 118% del PIB y el 128% en 2022. Y la inflación estará unas décimas en negativo este año y apenas llegaría al 1% en el horizonte de proyecciones hasta 2022. “Han ido surgiendo señales que apuntan a una cierta pérdida de empuje de la gradual mejoría de la economía”, sostiene el Banco de España en su informe trimestral. Y acota que “un conjunto de indicadores de alta frecuencia parece señalar que, más que haberse aminorado, los avances, en algún caso, habrían dejado de producirse".

Sin duda, el peso del turismo, las mayores restricciones impuestas por los países para frenar a los turistas y el despunte los rebrotes han sido decisivos para este sombrío panorama. No obstante, el Banco de España, desconociendo aún el destino de los fondos europeos, considera que si son bien destinados podrían arrojar algún efecto positivo en la economía. Es decir: en un escenario ideal por cada euro gastado, el PIB mejoraría en la misma proporción. Si se desembolsaran por ejemplo unos 20.000 millones en inversiones, el PIB subiría en unos dos puntos. De no invertirlo bien, la mejora de la economía no sería tan sustancial y el multiplicador podría quedarse en un 0,4 en lugar de uno, calcula el organismo supervisor.

Claro está avanzar o retroceder en economía va de la mano del comportamiento de la pandemia. Mientras no haya un freno como una vacuna o un tratamiento efectivo, la incertidumbre se apodera de la economía. @mundiario