TOKIO 2020

¿Las camas “anti sexo” de la Villa Olímpica son un mito?

Camas antisexo de la Villa Olímpica de Tokio. @TUDNUSA
Supuestas camas antisexo de la Villa Olímpica de Tokio. / @TUDNUSA

Tokio 2020 será recordado entre otras cosas por las famosas camas de cartón diseñadas para hacer una cita deportiva sustentable y no para evitar que los atletas tengan sexo.

¿Las camas “anti sexo” de la Villa Olímpica son un mito?

Lo que hay detrás de los juegos. Lo primero que hay que decir es que las camas existen, no son un misterio. También es cierto de que están diseñadas con un compuesto de cartón, pero la razón principal no fue evitar el sexo entre los atletas alojados en la Villa Olímpica de Tokio si no para lograr que los juegos sean más sustentables.

Una cama que aguante 200 kilos fácilmente puede usarse para el sexo, por lo cual el argumento de antisexo ya está descartado. Es un mito al menos que se trate de un evento exclusivo para atletas de pesos altos en disciplinas de combate.

Ahora cuando el rio suena, es porque piedras trae y la aseveración aquella de que el sexo entre los atletas es descontrolado durante los juegos es tan cierta como incomprobable.

La Villa Olímpica es un urbanismo gigantesco diseñados para la convivencia de miles de atletas de diversos países que durante más de un mes coinciden en la máxima cita deportiva del deporte amateurs. Se tratan generalmente de torres de apartamentos en los cuales pueden coincidir en pasillos y alrededores atletas de todas las nacionalidades.

Esta es la gran diferencia del deporte profesional en el que es habitual tener concentraciones muy estrictas previo a cada competencia, sin contacto con el exterior y mucho menos con otros atletas e incluso rivales. En los Juegos Olímpicos los rivales comparten entrenamiento, alojamiento, comedor y sitios de esparcimiento desde que llegan a la ciudad sede.


Quizás te pueda interesar

España gana su primer oro en tiro olímpico mixto


Este contacto es, justamente, el que alimenta la idea del sexo entre los atletas. La organización de Tokio 2020 diseñó camas de cartón ligero de alta resistencia y colchones con tecnología para mejorar la calidad y el confort del sueño. El comité organizador contó antes del inicio de la cita que las mismas aguantan hasta 200 kilogramos y que su objetivo era “minimizar el desperdicio de recursos y agotamiento de los ecosistemas en el uso de materiales”.

El fabricante de las camas aseguró que después de los juegos las camas se convertirán en papel y los colchones serán productos de plástico.

Torres de la Villa Olímpica de Tokio 2020. coi.com

Torres de la Villa Olímpica de Tokio 2020. / coi.com 

Estas camas de inmediato se viralizaron como las “camas antisexo” y volvieron a colocar el tema sobre la mesa. Atletas de diversos países han publicados videos en redes sociales mostrando la calidad y firmeza de las camas saltando sobre ellas. La cama es resistente por lo cual la idea de que hayan sido diseñadas para evitar el sexo es un mito. Punto y final. @Mundiario

¿Las camas “anti sexo” de la Villa Olímpica son un mito?
Comentarios