¿El Atlético - Barça será el último duelo de Koeman como técnico culé?

Ronald Koeman, entrenador del FC Barcelona. / Archivo Mundiario
Ronald Koeman, entrenador del FC Barcelona. / Archivo Mundiario
Irónicamente el entrenador neerlandés no estará presente en el partido ya que arrastra una suspensión, sin embargo, hay dudas en torno a su continuidad después de este encuentro.
¿El Atlético - Barça será el último duelo de Koeman como técnico culé?

¿Partido de sentencia? El FC Barcelona visita este sábado el Wanda Metropolitano, se enfrentará nada más y nada menos que al Atlético de Madrid, ambos clubes llegan con la necesidad de una victoria tras el mal comienzo que han mostrado en este inicio de curso en LaLiga, aunque la escuadra culé viene de otra humillante derrota en Champions y todos los focos apuntan al entrenador Ronald Koeman como el principal responsable. Se habla de una posible salida después de este encuentro. 

La tropa culé marcha en la sexta posición de la tabla en la presente temporada de LaLiga, tres victorias, tres empates, con 11 goles a favor y 5 en contra, no ha sido el arranque esperado para el conjunto blaugrana, incluso en su feudo han cedido puntos contra rivales que en el papel parecían accesibles, empates in-extremis y con un estilo de juego más que cuestionable y con un entrenador con declaraciones que lejos de justificar los resultados lo han dejado señalado y muy cerca de ser sustituido. 

Si bien el Barça se enfrentará al Atlético de Madrid que tampoco ha tenido un buen arranque liguero, marcha cuarto en la clasificación con 4 victorias, dos empates y una derrota, esta última frente al Alavés en la jornada anterior. En Europa lograron sobreponerse en la segunda fecha con una victoria frente al AC Milan justo en los minutos de descuento.

Por supuesto es difícil hacer un pronóstico de lo que será este encuentro, pero la presión la tiene el Ronald Koeman, que tras su humillante derrota en Liga de Campeones frente al SL Benfica por 3-0 llega al Wanda Metropolitano con la única misión de revertir los malos resultados, pero también con la sensación de saberse destituido en caso de un resultado adverso. 

Cabe destacar que el míster neerlandés no estará en el banquillo durante el partido, como se recordará fue expulsado durante el encuentro frente al Cádiz en la jornada 6 y eso le valió la suspensión por dos fechas, la primera la cumplió en la jornada anterior frente al Levante, donde sus jugadores se impusieron 3-0 ante los valencianos, por ello aun le queda una partido más de sanción y lo cumplirá este sábado. 

Claro está, Koeman será el encargado de confeccionar la plantilla para este encuentro frente a los colchoneros, amén que dejará algunas instrucciones de acuerdo a como transcurra el partido, pero surge la gran interrogante: ¿Será este el último partido de Koeman como entrenador?, todo parece indicar que la decisión ya estaría tomada y será irreversible en caso de una resultado adverso. 

Limitaciones económicas

Por supuesto tomar esta decisión no será fácil desde el punto de vista económico, pero no solo porque el Barça está obligado a pagar una indemnización a Ronald Koeman, sino que además el entrenador que suma el banquillo culé tendrá que cobrar una salario más bajo que el que viene percibiendo el entrenador neerlandés. 

Para que tengan una idea, si despiden al técnico actual, el próximo estratega y su cuerpo técnico entero no podrán cobrar más de 3,88 millones de euros entre todos, ya que LaLiga no lo permite. 

Según el especialista Roberto Bayón y su explicación que fue recogida por el diario MARCA: "Ya han pasado tres meses de su contrato, por lo que ya no podrían sustituirle por 3,88 millones (un 4%) sino por un 3% (2,9 millones). Se va compensando los tres meses de contrato que Koeman ya puede cobrar. Y si lo echan el 1 de enero, en vez de un 3% sería un 2%. Cuando más tarden en sustituirlo, menos puede cobrar el que venga. Esta es una norma de LaLiga que se hizo pensando en que un club que estuviera excedido no pudiera quedarse sin técnico".

Hablando más claro, la situación financiera de la entidad catalana les sigue afectando en todas las áreas y la deportiva es una de las más afectadas, por algo no hubo fichajes importantes, tuvieron que dejar marchar a Lionel Messi, ceder a Antoine Griezmann y siguen esperando la salida de otros jugadores que permitan recuperar las finanzas.

Por ello Joan Laporta y su junta directiva tendrán que apelar al ingenio y un poco más para convencer a cualquiera entrenador para que se siente en el banquillo blaugrana, más allá de asumir el reto deportivo que ya es bastante, también tendrá que aceptar un sueldo que en nada se acercaría a lo que podría percibir el técnico de un club de la envergadura del FC Barcelona. Así está el panorama. @mundiario

¿El Atlético - Barça será el último duelo de Koeman como técnico culé?
Comentarios