El Tercio de Olivares: emoción y patria en el homenaje a la gesta de Elcano

portadadef
Escenas del evento del Tercio de Olivares./ Gerardo Lucio y Maya Balanyá
Los recreadores sevillanos insuflaron su pasión y orgullo por la Historia de España. Se hacían con el corazón del entregado público y desataban un sentido y espontáneo patriotismo.
El Tercio de Olivares: emoción y patria en el homenaje a la gesta de Elcano

Un 8 de Septiembre de 1522 llegaba a Sevilla la Nao Victoria, la única embarcación superviviente de las cinco naos españolas capitaneadas por Magallanes que de allí habían partido. Cumplía el encargo del Monarca español Carlos I de abrir una ruta por el oeste rumbo a las Islas de las Especias (Molucas). Finalmente, sólo 18 hombres al mando de Juan Sebastián Elcano conseguían regresar.

Durante tres años, la expedición atravesó océanos y bordeó continentes, pero no solo alcanzaron su objetivo. Fueron más allá: circunnavegaban por primera vez el globo demostrando empíricamente la esfericidad de la tierra.

Por ello, y en su recuerdo, el Tercio de Olivares, principal grupo de recreación y difusión histórico cultural de Sevilla, tenía que estar presente y protagonizó, sin duda, el acto más emocional y participativo de todos los realizados en la celebración de la efemérides.   

foto el Tercio
Tercio de Olivares en el embarcadero. / twitter

Distintos actos institucionales habían recordado la gesta, pero en opinión de muchos habían sido excesivamente protocolarios, sin apenas participación popular e incluso tildados por algunos de “poco patrióticos”. Afortunadamente, el Tercio de Olivares lo compensó con creces con su desfile arropado por la Armada Española y por miles de personas que siguieron de muy cerca la comitiva sin perder detalle visual y fotográfico. Un canal de youtube emitía la performance en directo y era seguida sobre todo por los países hermanos de América.

El inicio de la comitiva 

A media tarde, tras la bendición del Páter, rodilla en suelo, salía el grupo de recreación perfectamente uniformado y pertechado en formación desde el Muelle de las Delicias. Acompañado de un selecto grupo de soldaderas de enorme atractivo visual, recorría el corazón de la parte portuaria de la ciudad. La banda de música de la Armada (Unidad de Música del Tercio Sur de Infantería de Marina) presidida por el comandante de la plaza y dos marinos de guerra conferían un empaque especial histórico-militar al evento.

mujeres 2
Soldaderas. / Gerardo Lucio 

Al llegar al embarcadero de la Cucaña en la calle Betis se realizaba el homenaje a los 18 supervivientes de la expedición. Allí fueron vitoreados con gran emoción por parte de un numeroso público que respondía con un épico “honor y gloria” a la mención de todos y cada uno de sus nombres, con especial cariño en el caso de los jóvenes grumetes. El mismísimo Elcano – doble exacto de la imagen pintada por Ferrer-Dalmau- saludaba al Capitán de navío el ferrolano González-Aller, simbolizando el ayer y el hoy de la Marina española.

foto Maya Balanyá
 Navegantes./ foto Maya Balanyá

Un viaje lleno de peligros 

Días, semanas de mares calmos, hambre, enfermedades, hastío y en otras ocasiones aguas bravas, tormentas y el acoso de los portugueses habían jalonado un viaje lleno de peligros. Hombres de una intensa fe propia de la época, que usaron como enseña la Cruz de Santiago, tenían que dar las gracias a la Providencia.

Por ello, escoltados por el Tercio de Olivares y la Armada, iniciaban una procesión hacia la iglesia de Santa Ana en pleno barrio de Triana, el barrio marinero por excelencia, para postrarse ante la Virgen agradecidos por la culminación del viaje. La multitud formada por visitantes, turistas y sevillanos no perdían detalle de lo acontecido y se incorporaban a la solemne procesión.

A lo largo de la comitiva, el maestre de campo del Tercio y el propio Elcano fueron leyendo diferentes arengas que entusiasmaron al público, pero la que se realizó in situ a la puerta del templo con la ofrenda floral fue sin duda la más emocional de la jornada. Como por arte de magia bajó de repente la temperatura y se levantó una fresca brisa que hizo ondear los estandartes con la imponente Cruz de Borgoña . Y como si se hubiera preparado exprofeso llegaba el momento del cénit: la interpretación del himno español que conmovió hasta la médula. Se produjo una especie de comunión mística entre el pasado y el presente, entre la gesta de aquellos héroes desarrapados y los valientes soldados españoles que los escoltaban, con el intenso sentimiento y alegría de un público que se sentía privilegiado de poder compartir ese momento y casi reparar el injusto olvido en el que durante décadas se ha sumido  la magnificencia de su hazaña.

Como colofón, la Armada española recibía el emocionante rendimiento de honores a la Armada con las picas de los integrantes del Tercio de Olivares y volvía a vitorearse espontáneamente  - como se hizo en varias ocasiones a lo largo del itinerario-  a España, al Rey, a la Armada, y a los navegantes de la gesta. 

oivares2
Palabras de " Elcano" ante la iglesia de Santa Ana./ Gerardo Lucio

La intervención del Tercio de Olivares en los fastos del V Centenario

La Recreación está viviendo en España momentos de oro, tal vez como revulsivo al "maltrato" y olvido de la Historia de España en las últimas generaciones, y al acto se sumaron también asociaciones de recreación como Código Mercenario, Corte imperial, Arcabuceros de Úbeda, Caterva del Sur, así como la Fundación Nao Victoria, y afines al Tercio de Olivares como el foto periodista Gerardo Lucio de la Iglesia o Legado Hispánico.

olivares
Tercio de Olivares./ Foto Gerardo Lucio

 

Este ha sido sin duda uno de los desfiles más señalados que han tenido lugar en Sevilla en los últimos años y que, pese al enorme poder de convocatoria, transcurrió sin incidentes. Y una vez más, el Tercio de Olivares conseguía su objetivo: divulgar la Historia de España a pie de calle, acercándose a todas aquellas personas que quieran conocerla.

La Asociación Cultural y de Recreación Histórica “Tercio de Olivares”, surge en Olivares por su vinculación con Don Gaspar de Guzmán Conde Duque de Olivares. Su objetivo principal es rememorar la Historia de España mediante la Recreación histórica de los Tercios de infantería españoles. Para ello divulgan a todos los niveles la historia de España en general, con rigor y veracidad, y la de los siglos XVI y XVII, en particular. Despiertan un gran interés de la población por su espectacularidad y atractivo, organizan y colaboran con entidades civiles, militares y religiosas en actos y campañas, así como en acciones solidarias en aras de sus valores cristianos.

Sentidas palabras del Capitán del Tercio

Fernando Colchero, Capitán del Tercio, contestaba con emoción a las felicitaciones del corresponsal de Mundiario, unas palabras cargadas de contenido y que reproducimos fielmente ya que atesoran el espíritu del acto y de la asociación.

Han sido meses de mucho trabajo, no ha sido fácil y soy consciente del sobre esfuerzo humano realizado tanto por los hombres como por mis admiradas mujeres del Tercio. Somos humildes, respetuosos, somos servidores de España y de su Historia entregándonos sin pedir nada a cambio. Nos conformamos con la gloria de haber cumplido una vez más con la responsabilidad divulgativa que elegimos libremente cuando nacimos y nos fundamos. ¡Mereció la pena, sin duda! Respeto, humildad, amor por España y constancia por encontrar la excelencia en nuestros objetivos para el bien común. Esto es el Tercio de Olivares, nada más... @mundiario

El Tercio de Olivares: emoción y patria en el homenaje a la gesta de Elcano