Roman Polanski pierde el apoyo del cine francés

Roman Polanski, director. RR SS.
Roman Polanski, director. / RR SS.
El afamado director de películas como La semilla del diablo o Chinatown se enfrenta al ostracismo de parte de la industria que lo arropó luego de su destierro de Hollywood.
Roman Polanski pierde el apoyo del cine francés

Uno de los cineastas más polémicos de la actualidad es Roman Polanski. No por una atrevida dirección, maestría para narrar historias o intensas escenas en sus películas, sino por un escándalo relacionado con abusos sexuales que lo persigue desde hace años. Han pasado cuatro décadas para que las pruebas contra el cineasta sea tan contundentes que hasta el cine francés, gran defensor del director, empiece a darle la espalda.

Francia ha sido un refugio importante para el director franco-polaco que vive allí desde 1978, año en que abandonó EE UU tras ser hallado culpable por la justicia estadounidense de delitos sexuales entre los que se cuenta el haber abusado de una menor de 13 años a quien llevó a la casa de Jack Nicholson con el pretexto de tomarle unas fotografías para Vogue. Entonces tenía 43 años y le habría dado champagne con metacualona tras la cual la metió en un jacuzzi, le tomó fotos desnuda y luego la llevó hasta el dormitorio donde la violó.

El director fue acusado de sodomía, abuso sexual a una menor, perversión y consumo de drogas. Polanski viajó a Londres el 1 de febrero de 1978 donde tenía su residencia y luego Francia, donde tiene nacionalidad, y ha logrado evitar hasta hoy la extradición a EE UU ya que este país tiene la potestad de decidir a qué ciudadanos extradita. El director ha evitado visitar países donde pueda ser extraditado llegando a desistir de aparecer en grandes eventos como la entrega del Óscar en 2002, donde resultó ganador al premio al mejor director por El Pianista.

En 2009 fue detenido en Zúrich a petición de EE UU por el caso del 78 pero fue liberado, mientras que otros casos de abuso sexual salieron a luz en 2017 y en 2019. Pese a todos estos casos, el cine francés seguía arropando al director con sus obras notables. Polanski seguía negando las acusaciones e incluso llegando a lanzar amanezas de demanda contra quienes lo señalaran sin aportar pruebas.

Pero los días negros contra el director llegaron en consonancia con el #MeToo. La ola de abusos sexuales cometidos en la industrias de hombres poderosos empezó a tomar relevancia tras el caso de Harvey Weinstein. En 2018 la Academia de Hollywood decidió expulsar tanto a Polanski como al cómico y actor Bill Cosby.

Llegaría el 2019 cuando el director estrenó El oficial y el espía que no llegó a EE UU pero si se vendió muy bien en Francia donde fue alabada por la crítica llegando a otorgarle el premio César a la mejor dirección. Este momento fue de ruptura y es que al momento en que iban a otorgarle el premio, la indignación de la directora Céline Sciamma y la actriz Adèle Haenel fue notoria llegando a dejar la ceremonia y en e caso de Haenel gritando: “¡Viva la pedofilia!”.

Durante la ceremonia, se reunieron protestantes contra el director y debido a la polémica hasta 21 integrantes del consejo encargado del premio llegaron a renunciar. Desde entonces, la carrera de Polanski se ha estancado y es que medios como Variety informan que el nuevo proyecto que el director intenta sacar adelante no encuentra financiamiento en Francia. Luca Barbareschi, productor del proyecto, “se lamenta” de que los inversores no se atrevan. Afirmó que los inversores “desaparecieron del mapa una vez la película se empezó a rodar” y agrega que logró "poner en marcha la producción a lo largo de un año sin contar con Francia, porque no han querido invertir un solo euro en Polanski”.

Esto demuestra que Polanski empieza a ser dejado de un lado y puede que en un futuro próximo sus películas tendrán más dificultades para ser presentadas en la gran pantallan. Francia es una de los grandes países que aún recibe las películas de Polanski, del otro lado, mercados como EE UU, Reino Unido o Australia rechazan estrenar las cintas del director. @mundiario

Roman Polanski pierde el apoyo del cine francés
Comentarios