Inés Rey se va de fiesta con todo por hacer

Inés Rey. / RR SS
Inés Rey. / RR SS
Es la alcaldesa de A Coruña, una ciudad paralizada, donde entre 2020 y 2021 ha dejado sin ejecutar dos de cada tres euros para obras.
Inés Rey se va de fiesta con todo por hacer

Inés Rey va de fiesta en fiesta mientras la ciudad sigue paralizada, sin una sola inversión, con los vigilantes de exposiciones municipales sin cobrar desde diciembre y sin firmar los convenios con asociaciones y entidades.

La agenda de Inés Rey solo incluye fiestas, fotos y actos protocolarios, mientras la ciudad sigue paralizada y tiene sin cobrar desde hace cinco meses a vigilantes de exposiciones municipales. Desde el Ayuntamiento no se hace nada y los trabajadores están desesperados. Su situación es tan preocupante como sorprendente que Inés Rey esté de fiesta mientras no soluciona este grave problema. 

Estuvo hace unos días de fiesta en la cafetería Copacabana para inaugurar una concesión municipal, lo que no se hizo nunca, y pocos días después seguía de fiesta con una reunión de alcaldesas socialistas de autobombo y propaganda que nada aportó a nuestra ciudad.

Al lado de esta cafetería está el Kiosko Alfonso y a cualquiera, menos a nuestra alcaldesa, se le caería la cara de vergüenza por estar de fiesta en un bar cuando a unos metros hay vigilantes municipales que llevan cinco meses sin cobrar por la inacción del gobierno municipal.

Tampoco ha encontrado tiempo para firmar los más de sesenta convenios con entidades deportivas que, ante el retraso existente, las coloca en una situación económica delicada. Están finalizando la temporada deportiva y como no han firmado, tienen que adelantar un dinero que no tienen para sufragar los gastos de sus deportistas. 

Y qué decir de las inversiones. Entre 2020 y 2021, Inés Rey ha dejado sin ejecutar dos de cada tres euros para obras, 77 millones de euros sin ejecutar que podrían haber solucionado muchos problemas de los barrios y que suponen muchos puestos de trabajo. Desde 2015 no se ha  puesto en marcha ni un parque, ni una escuela infantil, ni un centro cívico, ni un centro de día, ni una biblioteca. Nada.

A Coruña no puede continuar más tiempo así. Las prioridades de Inés Rey, las fiestas, las fotos y los actos sin contenido, no coinciden con las de la ciudad, que necesita un impulso generalizado para volver a ser un referente tras siete años de parálisis. @mundiario

Inés Rey se va de fiesta con todo por hacer
Comentarios