Descubren una nueva especie de un mamífero gigante en los Pirineos

El Tartarocyon cazanavei, uno de los mayores perros oso de los Pirineos. / Denny Navarra
El Tartarocyon cazanavei, uno de los mayores perros oso de los Pirineos. / Denny Navarra
Este nuevo género de los "perro oso" fue uno de los mayores carnívoros del Mioceno y, con 200 kilos de peso, uno de los depredadores más grandes que ha habitado el suroeste de Francia.
Descubren una nueva especie de un mamífero gigante en los Pirineos

Los hallazgos de restos fosilizados de vertebrados en el norte de los Pirineos son muy raros. Por ello es tan impactante que no sólo se hayan encontrado rastros animales prehistóricos en este lugar, en el sur de Francia, sino que el objeto hallado sea una mandíbula inferior prácticamente intacta de un animal que coloquialmente se le conoce como “perros oso”, uno de los mayores carnívoros en el Mioceno.

Durante esta etapa geológica, entre 23 y 5,3 millones de años atrás, nuestro planeta estuvo habitado por varias especies de depredadores gigantes, prueba de ello son los animales de la familia de los anficiónidos (Amphicyonidae), una variedad de mamíferos similares a una cruza de un oso y un perro grande, que se extinguieron hace unos 7,5 millones de años.

Un equipo internacional de investigadores, liderado por el paleontólogo suizo Bastien Mennecart, ha descubierto un nuevo género de estos entrañables animales, que habría habitado los Pirineos hace unos 12 millones de años.

Este hallazgo se ha derivado del análisis de una mandíbula inferior fosilizada, que pertenece a la familia de los anficiónidos, pero que no concordaba con ninguna de las especies documentadas hasta ahora.

Era uno de los perros osos más grandes

La mandíbula presentaba varias similitudes con las de estos mamíferos, pero según desprende el estudio, se trataba de un espécimen único, debido a sus dientes. A diferencia de otros miembros de la misma familia, esta muestra presentó un cuarto premolar interior, que resultó ser determinante para concluir que no se parece en nada de lo que se había registrado.

Por ello los investigadores han definido que se trata de un nuevo género perteneciente a esta especie, bautizado como Tartarocyon cazanavei, en honor a Tartalo, un pastor cíclope gigante y monstruoso de la mitología vasca que se comparte en esta región del suroeste francés, y Alain Cazanave, el propietario del terreno en el departamento de los Pirineos Atlánticos donde se realizaron las excavaciones de este fósil.

Los perros oso fueron una muy diversa porción de la fauna europea en aquellos años, muy diversos en especies y géneros, llegando a pesar desde los nueve kilogramos hasta los 350 kilos. Tras analizar morfológicamente la composición de la quijada, según reseña el artículo publicado en la revista PeerJ Life & Enviroment, se concluyó que este animal particularmente pesaba hasta 200 kilos, lo que le convierte en uno de los perros osos más grandes que se haya conocido.

Mandíbula fosilizada del Tartarocyon cazanavei hallada en los Pirineos. / Bastien Mennecart
Mandíbula fosilizada del Tartarocyon cazanavei hallada en los Pirineos. / Bastien Mennecart

Los investigadores señalan que la dieta de estos depredadores era moderadamente carnívora, omívora y que eran trituradores de huesos. Estos animales gozaban de una constitución robusta, podían alcanzar los dos metros de largo, tenían una cola larga y pesada, ostentaban de cuello grueso, vigorosas extremidades y dientes bastante similares a los de los lobos. @mundiario

Descubren una nueva especie de un mamífero gigante en los Pirineos
Comentarios