Descubren una nueva especie de dinosaurio en los Pirineos catalanes

Ilustración gráfica del Abditosaurus kuehnei. / RR.SS
Ilustración gráfica del Abditosaurus kuehnei. / RR.SS

El Abditosaurus kuehnei medía 18 metros y pesaba 14 toneladas, es el espécimen más completo que jamás se haya identificado en la región del dominio iberoarmoricano.

Descubren una nueva especie de dinosaurio en los Pirineos catalanes

Una nueva especie de dinosaurio ha sido descubierta por un equipo de arqueólogos en el yacimiento Orcau-1, en el municipio de Isona i Conca Dellà, en la comarca del Pallars Jussà, en Lleida. Se trata del Abditosaurus kuehnei, un titanosaurio, una especie herbívora de enorme tamaño que llegó durante el periodo cretácico a los Pirineos catalanes.

Se trata de un espécimen “excepcionalmente grande” para la zona y época de su posible hábitat, cuando Europa estaba compuesta por una serie de archipiélagos que obligaban a los animales a evolucionar a escalas más pequeñas para competir por el alimento en las islas, en el Cretácico superior hace 70,5 millones de años.

Los descubridores pertenecen a un equipo institucional muy variado, con especialistas del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP), el Museo de la Conca Dellà (MCD), la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), la Universidad de Zaragoza (UNIZAR) y la Universidade Nova de Lisboa (UNL). Todos fueron participantes en la documentación de los restos de un espécimen, de 18 metros de longitud y que pesaría unas 14 toneladas.

Un hito arqueológico

Según el artículo publicado por los autores del hallazgo, en la revista científica Nature Ecology & Evolution, se encontraron en el yacimiento varias vértebras y costillas, huesos de sus extremidades y las cinturas pélvica y escapular.

Pero el descubrimiento más importante es un fragmento semiarticulado, de cinco metros de largo, constituido por 12 vértebras cervicales que pertenecen al largo y característico cuello del grupo de los saurópodos, el mismo al que pertenecen los famosos diplodocos, los dinosaurios cuadrúpedos de cuello y cola monumentales.

En todos los puntos de excavación en el yacimiento se encontraron hasta 53 restos diferentes del esqueleto del titanosaurio, que estaba incrustado en una pared. “Pocas veces tenemos la suerte de encontrar especímenes tan completos”, dicen los autores.

La especie más grande en la región

A pesar de ser descubierto en Cataluña, el Abditosaurus no es realmente originario del Pirineo. Los expertos afirman que, debido a la reducción de la talla de los animales que viven en las islas como “proceso natural del cual se tienen muchos registros”, un titanosaurio tan grande como este no puede ser natural de Europa.

Y es que los investigadores apuntan a que, durante el Cretácico superior, este yacimiento limitaba con el mar, gozando de diversas playas, deltas y humedales con una importante densidad de vegetación. Aún faltarían 20 millones de años para que los Pirineos se formaran. Esto propiciaba que los titanosaurios nativos de la zona de hace 100-66 millones de años no fueran precisamente masivos, como el resto de los saurópodos encontrados por el mundo. Los más antiguos, del Cretácico superior hace unos 140 millones de años, podían medir hasta 40 metros.

“Los titanosaurios que solemos encontrar en el Cretácico superior de Europa tienden a ser pequeños o de tamaño medio como consecuencia de haber evolucionado en condiciones de insularidad”, explica Bernat Vila, paleontólogo del ICP. Los autores también indican que, con el hallazgo del Abditosaurus, estamos en presencia de la especie de dinosaurio más grande jamás hallado en el dominio iberoarmoricano, una antigua región que comprendía Portugal, España y el sur de Francia.

Quizá también te interese:

El dinosaurio migrante

La conclusión de la procedencia de este animal es, según la publicación, que esta especie pertenece a la familia de los saltasaurinos, titanosaurios originarios de la región de Salta, en Argentina, que durante el Cretácico habitaron en América del Sur y en África. Presuntamente habría llegado a Europa cuando los bloques continentales del actual hemisferio sur pertenecían al subcontinente Gondwana.

El equipo de investigadores apoya la hipótesis de que esta especie haya cruzado desde Gondwana hasta Cataluña, aprovechando un descenso global del nivel del mar, que permitieron retomar las rutas migratorias de la fauna prehistórica entre ambos continentes. @mundiario

Descubren una nueva especie de dinosaurio en los Pirineos catalanes
Comentarios