Los científicos descubren que un agujero negro alimenta a pequeñas estrellas

La galaxia Hezine 2-10, vista desde el Telescopio Espacial Hubble. / NASA
La galaxia Hezine 2-10, vista desde el Telescopio Espacial Hubble. / NASA

Nuevas imágenes analizadas tomadas por el Telescopio Espacial Hubble, indican que un agujero negro estaría propiciando la creación de nuevas estrellas en el espacio.

Los científicos descubren que un agujero negro alimenta a pequeñas estrellas

Los agujeros negros no sólo se dedican a destruir estrellas, sino que también pueden desatar la formación de nuevos cuerpos celestes, según apuntan los astrónomos que estudiaron imágenes tomadas por el Telescopio Espacial Hubble, a una galaxia pequeña.

Este estudio ha revelado que en una galaxia pequeña a 34 millones de años luz de la Tierra, denominada Henize 2-10, tiene en realidad una especie de cordón umbilical gaseoso, que se extiende desde el agujero negro en el centro de esta galaxia, hasta un cúmulo de gases donde se forman las estrellas.

Henize 2-10 es una galaxia enana con estallido estelar, lo que quiere decir que tiene una alta intensidad y formación de nuevas estrellas. Se ubica en la constelación de Pyxis Náutica (Brújula), y como casi todas las galaxias conocidas, tiene un agujero negro en su centro.

“Desde el principio supe que algo inusual y especial estaba sucediendo en Henize 2-10, y ahora el Hubble proporcionó una imagen muy clara de la conexión entre el agujero negro y una región vecina de formación estelar ubicada a 230 años luz del agujero negro”, explicó Amy Reines, profesora asistente del Departamento de Física de la Universidad Estatal de Montana y coautora del estudio que empleó el Hubble.


Quizá también te interesa:

Descubren un cúmulo estelar que quedó huérfano al expulsar a sus estrellas masivas

Los científicos descubren 'Maggie', la estructura más grande jamás detectada en la Vía Láctea


¿Cómo ocurre?

Para que se formen las estrellas se requiere de densas nubes de gases de hidrógeno y polvo cósmico, conformado por partículas de diversos materiales espaciales. En esta galaxia enana se detectó una especie de cordón umbilical gaseoso de 490 años luz de largo que llega hasta la nube cercana. La interacción de ambas originó una reacción en cadena de estrellas formándose.

El gas rico en iones, o gases ionizados, que circularon fuera del agujero transitaban el espacio con una velocidad de un 1.8 millón kilómetros por hora, al momento de estrellarse con la nube estelar. Posteriormente, esa energía se esparció, generando varios cúmulos de estrellas a su alrededor.

Esto sucede debido a que el agujero negro libera su energía a una velocidad menor que la de los agujeros en el seno de galaxias más grandes, denominados agujeros supermasivos, lo que le permite ofrecer a estos cúmulos de formación las condiciones idóneas para generar estrellas, según el estudio publicado en la revista Nature.

Un caso único

Este se trata de un evento particular, aunque se haya determinado por varios científicos que los agujeros negros “podrían” liberar energía que sería nutritiva para las estrellas, en la práctica nunca se había documentado que ocurriera. Los agujeros negros son conocidos por destrozar todo a su paso.

En las grandes galaxias, lo común es que el material que arrojan los agujeros salga a una velocidad tal que sea capaz de destruir lo que se le interponga. Según informan los investigadores, normalmente en esos casos el material que se interpone en el paso de los gases es calentado demasiado, lo que les impide a las estrellas formarse.

Reines descubrió hace una década que desde Henize 2-10 se habían detectado emisiones de ondas de radio y rayos X, provenientes de un agujero negro de tres millones de años luz, aunque otros investigadores sugirieron que se trataban de remanentes de una explosión estelar, conocida como supernova. @mundiario

  

Los científicos descubren que un agujero negro alimenta a pequeñas estrellas
Comentarios