La UE prevé que aún quedan meses de restricciones por la pandemia

Trabajadores sanitarios trasladan a un paciente con covid-19 a un hospital en París, Francia. / WSJ
Trabajadores sanitarios trasladan a un paciente con covid-19 a un hospital en París, Francia. / WSJ
El informe de riesgo sobre la pandemia en la UE da cuenta sobre “la reciente reducción de la incidencia de nuevos casos en la mayoría de los países y la extensión de las vacunas”.
La UE prevé que aún quedan meses de restricciones por la pandemia

Los países más desarrollados del mundo siguen en vilo. La tercera pandemia más devastadora de la historia no da tregua ni siquiera en las regiones del mundo donde existen los más altos índices de desarrollo y los más elevados estándares de vida a escala global. Aunque hay amplios inventarios de vacunas, Gobiernos con enormes arsenales financieros para inyectar liquidez en forma de ayudas sociales, subsidios a la población y créditos a las empresas, esas cualidades no bastan, pues sin organización ni un plan epidemiológico sostenible, el microorganismo que alteró todo el sistema de vida de la humanidad continuará su paso destructivo, sobre todo en el viejo continente.

Y es que Europa aún tiene por delante un largo camino para dejar atrás el huracán sanitario, médico, económico y social de la crisis del coronavirus. Así lo advierte el Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), que afirma que “las variantes dibujan un horizonte en el que las restricciones deberán mantenerse y reforzarse por meses —previsiblemente hasta verano—, mientras cobra fuerza otra amenaza, la llamada fatiga pandémica, que es necesario abordar con urgencia si se quieren evitar nuevas olas de infección”.

¿Qué implican en términos masivos estas declaraciones de la autoridad sanitaria europea? El panorama actual muestra el auge de una doble crisis: la mutación del virus y el efecto de las restricciones sanitarias. Ambas se combinan para crear un clima social de incertidumbre colectiva, daño económico y enfermedad. Esto se debe a que mientras más familias se ven en la obligación de romper el confinamiento para salir a trabajar ante la austeridad económica por el miedo al contagio, paradójicamente, más contagios y brotes de covid-19 se producen si la bioseguridad no es acatada en todas sus normas por parte de los ciudadanos reinsertados en el mercado laboral tras la aguda recesión del 2020. Tal es el caso de países como España, Italia, Francia y Alemania, los principales de la alianza comunitaria. 

El informe de riesgo sobre la pandemia, publicado el lunes por el ECDC, da cuenta sobre “la reciente reducción de la incidencia de nuevos casos en la mayoría de los países y la extensión de las vacunas”. Pero aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció este martes que los casos globales de covid-19 han bajado de 5 millones a 2,6 millones, los rebrotes de una posible cuarta ola son potencialmente probables en Europa si no se aplican políticas públicas sobre el uso colectivo de las normas de bioseguridad mientras los programas de vacunación avanzan en cada país de la UE. 


Quizás también te interesa:

Las células T generarían inmunidad ante las nuevas variantes de la Covid-19


“En cuanto a los contagios, la situación epidemiológica sigue siendo muy preocupante, con tasas de notificación elevadas y una alta mortalidad. Y en relación a las vacunas, es demasiado pronto para detectar un impacto en la mortalidad u hospitalizaciones”, apunta el informe de la ECDC.

Por lo tanto, a pesar de que las vacunas ya comienzan a hacer efecto inmunizador en al menos entre el 3% y el 6% de la población promedio en la UE, la inmunidad absoluta está lejos si no se acompaña con las normas de bioseguridad sugeridas por la OMS, los CDC de Estados Unidos y los CDC de Europa. @mundiario

La UE prevé que aún quedan meses de restricciones por la pandemia
Comentarios