El tirador de Highland Park “contempló seriamente” cometer otro atentado en Wisconsin

Tiroteo en Highland Park. / RR.SS.
Tiroteo en Highland Park. / RR.SS.

Las autoridades de esta comunidad al norte de Chicago, en Illinois, indicaron que el autor de la matanza tuvo la oportunidad de atacar otro desfile en otro estado tras escapar.

El tirador de Highland Park “contempló seriamente” cometer otro atentado en Wisconsin

El joven de 21 años que abrió fuego indiscriminadamente con un rifle de “alta potencia”, matando a siete personas e hiriendo a decenas de asistentes a un desfile por el Día de la Independencia en una comunidad al norte de Chicago, en EE UU, meditó seriamente iniciar otro tiroteo en el estado vecino de Wisconsin.

Así lo informó la Fiscalía este miércoles, en medio de una comparecencia virtual de arraigo contra Robert Crimo III, que confesó haber cometido la matanza del lunes en el suburbio de Highland Park, una comunidad acomodada que fue enlutada por la tragedia perpetrada por uno de sus vecinos, que habría sido planificada “desde hace varios días”, pero que pudo haberse repetido esa misma jornada.

De acuerdo con el portavoz de la Policía local, el sargento Christopher Covelli, el detenido habría conducido hasta la ciudad de Madison, en el vecino estado de Wisconsin, y “contempló seriamente” la posibilidad de llevar a cabo otra matanza con un rifle que cargaba consigo en el vehículo que tomó de su madre tras escapar del desfile, que supuestamente contaba además con 60 municiones para ese momento.

Crimo vio “una celebración en curso... y contempló seriamente la posibilidad de utilizar el arma de fuego que tenía en su vehículo para cometer otro tiroteo en Madison”, dijo Covelli este miércoles a la prensa. “No tenemos información que sugiera que planeaba conducir a Madison inicialmente para cometer otro ataque”, pero sí hay evidencia que apunta a que, una vez en el lugar, lo meditó por un buen rato.

Hallaron 83 casquillos de proyectiles en el tejado

El detenido había optado al final por no cometer la barbarie, por un motivo que aún no ha sido revelado por las autoridades, y de regreso a Highland Park es abordado por los oficiales de policía, en la comunidad vecina de Lake Forest, donde es detenido finalmente. Este miércoles el juez le ha negado la posibilidad de libertad bajo fianza, por lo que permanecerá recluido conforme avanza el proceso.

En una declaración voluntaria, Crimo corroboró las hipótesis de los investigadores. El acusado se subió al tejado de un local, por la escalera de emergencias, apuntó hacia el desfile y abrió fuego indiscriminadamente contra los transeúntes, vaciando dos cargadores de 30 balas de capacidad antes de cargar su arma con un tercero y disparar de nuevo, informó el fiscal adjunto del condado de Lake, Ben Dillon.

Tras cometer la matanza, Crimo bajó, disfrazado de mujer y con maquillaje en el rostro para ocultar su identidad y sus tatuajes en la cara y el cuello. Huyó de la escena, un vídeo de vigilancia le captó corriendo con una bolsa negra en el hombro, de la que se cayó un objeto envuelto en tela al pavimento y que el acusado, con siete cargos de homicidio por el momento, dejó tras de sí.

El fiscal Dillon dijo que el objeto recuperado fue un rifle semiautomático Smith & Wesson M&P15, que tenía un cartucho en el interior de la recámara, pero ningún cargador insertado. En el tejado del negocio los peritos hallaron los tres cargadores, dos completamente vaciados, y hasta 83 casquillos de proyectil esparcidos por el área.

Contactos previos con la policía

Las autoridades hicieron público que Crimo había tenido antes varios encuentros con las fuerzas del orden. La alcaldesa de la ciudad, Nancy Rotering, cuestionó abiertamente que, si el acusado tenía esta clase de pasado con las fuerzas de seguridad, cómo es que se le permitió comprar cinco armas legalmente (ya decomisadas) y obtener su licencia de porte (expedida por la Policía en Illinois).

Unos tres años atrás, en 2019, la Policía había intervenido la casa de Crimo cuando uno de sus familiares llamó denunciando que el joven advirtió que los iba a “matar a todos”. El sargento Covelli dijo que los agentes decomisaron 16 cuchillos, una daga y una espada, pero que no encontraron armas por ningún lado, por aquel mes de septiembre.

En abril de ese mismo año los oficiales del Departamento del condado de Lake asistieron a la familia, cuando denunciaron un intento de suicidio del mismo sospechoso. Pese a eso y a su preocupante actividad en redes sociales, en diciembre de 2019 Crimo pidió a la policía un permiso para portar armas, cuando tenía 19 años, con el auspicio de su padre.

En ese momento “había fundamentos insuficientes de que representaba un peligro inminente” como para rechazar la solicitud, según la policía de Illinois. La alcaldesa Rotering dio a conocer que había conocido a Crimo antes, cuando ella dirigía una cuadrilla de boys scouts, de la que el ahora tirador hizo parte. También se conoció que el padre del asesino había concurrido en las elecciones al Ayuntamiento, pero perdió contra Rotering.

Identifican a las víctimas mortales

Las autoridades han logrado identificar a las siete víctimas mortales que deja el tiroteo de Highland Park. A Jacquelyn Sundheim, de 63 años, y a Nicolás Toledo-Zaragoza, inmigrante mexicano nativo de Morelos de 78 años, se le suman Katherine Goldstein (63), Eduardo Uvaldo (69), Stephen Strauss (88), Irina McCarthy (35) y Kevin McCarthy (37).

El matrimonio McCarthy falleció protegiendo a su hijo de dos años, Aiden, que fue rescatado por las autoridades y llevado a un hospital, donde fue recogido por su abuelo, Michael Levberg, quien se lo llevó a casa según informaron medios locales. @mundiario

El tirador de Highland Park “contempló seriamente” cometer otro atentado en Wisconsin
Comentarios