El calvario para identificar a las 53 víctimas mortales del tráiler de Texas

El tráiler abandonado con más de medio centenar de migrantes en Texas. / RR.SS.
El tráiler abandonado con más de medio centenar de migrantes en Texas. / RR.SS.

Las autoridades reconocen que el camión pudo haber pasado inadvertido por dos puntos de control fronterizos con los migrantes a bordo, con destino al norte del estado.

El calvario para identificar a las 53 víctimas mortales del tráiler de Texas

El tráiler que protagonizó la peor tragedia migratoria que se recuerde en EE UU tiene muchos matices, desde que las autoridades descubrieron que los datos del camión parecen ser falsificados, que pasó por dos controles fronterizos sin levantar sospechas contundentes o que la identificación de los muertos y sobrevivientes está siendo extremadamente difícil.

Se trata de una radiografía de la intensa tragedia humanitaria que viven los migrantes latinoamericanos en su destino a EE UU. En un país que dejó de emitir visas desde que el presidente demócrata Joe Biden llegara al poder, la inmigración ilegal se ha agravado, tan solo el mes de mayo pasado hubo 240.000 detenciones de migrantes, un tercio más que hace un año.

Las autoridades estadounidenses cooperan con las mexicanas en el esclarecimiento de este trágico suceso, en el que una presunta mafia de trata de personas acabó abandonando a su suerte a 67 migrantes en el fondo de un tráiler, en condiciones infrahumanas hasta que fue encontrado y reportado por testigos y la Policía estadounidense, que encontró hasta 51 cuerpos sin vida de personas indocumentadas.

Mientras avanza la investigación se conoció que dos de los sobrevivientes han fallecido, después de haber sido internados con urgencia en hospitales de la ciudad de San Antonio, la urbe donde ocurrieron los hechos. La cifra asciende a 53 muertos, 40 hombres y 13 mujeres, según las autoridades del condado de Bexar.

La trágica labor de reconocimiento de las víctimas

Los trabajos de reconocimiento se han vuelto complicados, tortuosos, sin final. La comisionada del condado, Rebecca Clay-Flores, aseguró en la tarde del miércoles que habían logrado identificar, de manera preliminar, al menos a 37 migrantes, cuya verificación trascenderá las fronteras y se encargarán las autoridades de México y de Centroamérica, ante la incapacidad de EE UU de reconocer a estas personas, que no aparecen registrados en ninguna base de datos estadounidense.

Las identificaciones se realizarán por huellas dactilares, o cualquier otro medio probatorio fiable que permita conocer quiénes son las víctimas, y darle respuestas a los cientos de familiares en vilo. Pero la labor es por mucho una muy compleja, el propio canciller mexicano, Marcelo Ebrad, lo vivió al difundir la documentación de una presunta joven víctima, que resulta había sido robada el año pasado en el sureño estado de Chiapas y se conoció después de que la chica aclarara todo en redes sociales.

Ebrad borró el tuit más tarde, pero es solo un ejemplo. Sin la verificación por huellas, se ha determinado inicialmente que 27 fallecidos son mexicanos, 14 hondureños, siete guatemaltecos y dos salvadoreños. Todavía unas 16 personas permanecen ingresadas en seis hospitales, la mayoría en condicione graves, tras presentar síntomas de deshidratación extrema, hemorragias y fallas renales, hepáticas y neurológicas.

El tráiler pasó por dos puntos fronterizos sin sospechas

El último informe arrojado por las autoridades mexicanas pinta una escena desgarradora acerca de cómo ocurrió el abandono. El tráiler habría conducido por toda la autopista Interestatal 35 que conecta la frontera sur con las metrópolis en el corazón de Texas (Austin, Waco, Dallas, Fort Worth o Plano). En la ruta, el camión habría pasado inadvertido por unos dos puntos de control, unos 235 kilómetros antes de ser abandonado a las afueras de San Antonio.

Alrededor de las 14:50 el camión pasa por el primer punto de inspección, en Encinal, donde una cámara de vigilancia logra captar la imagen del conductor, con una gorra negra y camisa a rayas. La segunda parada ocurre en Cotulla, 50 kilómetros más adelante, pero logra pasar y ser estacionado junto a las vías de un tren en un paraje remoto. Ahí permanece intacto hasta las 18:20 horas, cuando la Policía encuentra a 47 migrantes fallecidos por “hacinamiento, asfixia y deshidratación”.

El conductor, presuntamente ciudadano estadounidense, huyó a pie, se hizo pasar por sobreviviente, pero se ha logrado su detención. Otros dos hombres, mexicanos indocumentados, fueron arrestados por posesión de armas después de que las autoridades allanaran el lugar físico donde estaba registrado el tráiler.

El camión pudo haber sido ‘clonado’

Pero el vehículo de 18 ruedas también estaba registrado a nombre de la empresa Betancourt Trucking and Harvesting de San Antonio, según reporta Univisión. En entrevista con este medio hispanohablante de EE UU, el dueño de la compañía, Felipe Betancourt, ha asegurado que el camión hallado en el sur de Texas tiene el mismo color rojo, los mismos números de identificación del Departamento de Transporte Federal y el Departamento de Transporte de Texas, pero que no está en su flota.

“Lo clonaron (suplantaron), con ese camión no tenemos nada qué ver, no sabemos de quién es ese camión”, dijo Betancourt. “Lo único que a nosotros nos conecta son los números que le pusieron por un lado porque las placas de enfrente, las que te da el Texas, las de lámina, esas tampoco corresponden a nosotros, a la compañía Betancourt”, respondió al canal de televisión.

Betancourt asegura que el camión original está en su domicilio, en Álamo, no en San Antonio donde fue descubierto el vehículo con más de medio centenar de migrantes. Por su parte, las autoridades migratorias de EE UU reconocen que es una hipótesis sólida, dado la creciente práctica en la frontera de suplantación de matrículas, registros o etiquetas magnéticas. @mundiario

El calvario para identificar a las 53 víctimas mortales del tráiler de Texas
Comentarios