Biden ordena la reactivación del seguro de salud Obamacare en EE UU

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden. / El País
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden. / El País
Biden ha reactivado el proceso de inscripciones para que la población de menos recursos, especialmente los desempleados, pueda aspirar a recibir seguros de salud subsidiados.
Biden ordena la reactivación del seguro de salud Obamacare en EE UU

La salud sigue siendo el talón de Aquiles de los estadounidenses. Luego de cuatros años en los que Donald Trump hizo todo lo posible para revertir el legado de Barack Obama, ahora el presidente Joe Biden ejecuta los esfuerzos máximos que le permite su poder para deshacer las distorsiones creadas por el expresidente republicano. En medio de una crisis sanitaria que ha desnudado la profunda desigualdad sistémica de la mayor potencia mundial, el Gobierno liberal que ahora busca devolver la estabilidad al país, procura reactivar esa percepción de relativo equilibrio social en los beneficios públicos, y por supuesto, el más esencial es la cobertura médica. 

Y es que el presidente Biden firmó este jueves dos órdenes ejecutivas con las que prevé revertir los cambios de la Administración Trump en el sistema de salud creado por el expresidente Obama, popularmente conocido como Obamacare, que da la posibilidad a todos los ciudadanos estadounidenses de acceder a un seguro médico por medio de subsidios, ayudas del Estado y tarifas acordes con la realidad socioeconómica de cada persona.

En concreto, Biden ha reactivado el proceso de inscripciones para que la población de menos recursos, especialmente los desempleados, pueda aspirar a recibir seguros de salud subsidiados a través de una plataforma federal creada por esa reforma hace 10 años. Por lo tanto, después de cuatro años en los que Trump mantuvo cerradas esas suscripciones, ahora los estadounidenses podrán destinar parte de sus salarios al financiamiento de esos subsidios vía impuestos, en caso de ser parciales, o esperar en una larga lista por ayudas totales de la Administración federal para cualquier tipo de atención médica que necesiten recibir.

El mandatario demócrata ha pedido “la revisión de las nuevas políticas que había introducido Trump para las personas con enfermedades crónicas o graves”, a las que históricamente ha costado encontrar cobertura por el excesivo costo de los servicios médicos privados en EE UU, que ascienden a un promedio de 30.000 dólares por habitante, mientras que el ingreso mensual ronda un estimado de entre 2.000 y 3.000 dólares. Biden también ha impulsado medidas para favorecer el acceso al aborto, siempre y cuando sea legalmente consentido bajo la condición límite de una semana temprana de gestación.


Quizás también te interesa:

EE UU revisará su política hacia Cuba bajo la Administración Biden


En el país norteamericano, la salud se ha convertido en un negocio muy lucrativo para la industria médica por el elevado poder de ingreso que tiene un 80% de la población, pero existe un segmento muy por debajo incluso del 20% restante, pero no menos importante, que ve imposible darse el lujo de costear una consulta o un tratamiento médico en una clínica privada. Las personas en edad de jubilación pueden medianamente costear lo básico, pero el resto del sistema la sanidad en Estados Unidos funciona a través de seguros privados o pagos directos de las finanzas de las familias con abonos mensuales de hasta 5.000 dólares o más. El problema estructural es que muchos ciudadanos que carecen de seguro —unos 27 millones, el 10% de la población no anciana— que se abstienen de acudir al médico por las elevadas facturas que eso implica.

“Ha sido una semana intensa, he firmado muchas órdenes ejecutivas dirigidas a lidiar con la crisis de la covid, entre otras, pero hoy estoy a punto de firmar dos órdenes ejecutivas para deshacer el daño que Trump ha hecho. No estamos haciendo nada diferente de restaurar la ley”, dijo Biden el jueves sentado en el Despacho Oval.

Aunque esta acción del presidente tenga una fuerte carga de simbolismo político, la intención como política de Estado detrás de la firma de Biden en esa orden ejecutiva es, evidentemente, con un enfoque social por ser el seguro de salud universal una de las banderas de campaña que llevaron al demócrata a la Casa Blanca. El sistema de salud de la primera potencia mundial también tendrá cambios positivos traídos por la nueva Administración liberal que permanecerá en EE UU por los próximos cuatro años. @mundiario

Biden ordena la reactivación del seguro de salud Obamacare en EE UU
Comentarios