Buscar

MUNDIARIO

Hasta 20.000 estadounidenses podrían morir por la Covid-19 en los próximos días

Un pronóstico sobre la incidencia del virus en EE UU no es para nada alentador con respecto al aumento de los casos y las muertes en el país, que es también el más afectado por el coronavirus en todo el mundo. Los expertos llaman a la consciencia ciudadana ante la pasividad de los políticos. 
Hasta 20.000 estadounidenses podrían morir por la Covid-19 en los próximos días
EE UU. / Freepik.
EE UU. / Freepik.

La pandemia en EE UU sigue golpeando con mucha fuerza y un nuevo pronóstico de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades del país no es alentador al asegurar que en los próximos 21 días podrían morir más de 20.000 estadounidenses por la Covid-19. En la misma línea, auguran que para el 22 de agosto, el país ya habrá registrado 173.000 muertes desde que inició la pandemia. 

Ante la pasividad del Gobierno de Donald Trump por tomar medidas rápidas y eficientes, los líderes políticos y sociales de diversos Estados apelan a la consciencia ciudadana para protegerse y evitar propagar aún más al coronavirus. 

Los expertos piden evitar las reuniones sociales ya sean entre familia o amigos, asegurar la correcta distancia social, mantener higiene al llegar a casa y siempre salir con mascarilla. Los CDC afirman que las nuevas muertes aumentarán principalmente en Alabama, Kentucky, Nueva Jersey, Puerto Rico, Tennessee y Washington, estados que habían avisado sobre le progreso en torno a la bajada de los casos, pero tras relajar las medidas vuelven a estar en alarma.


Quizá también te interese:

La Covid-19 también daña el corazón: ancianos y jóvenes se ven afectados


 

En Nueva Jersey, por ejemplo, no se registraron muertes durante al menos 24 horas el pasado jueves, pero el aumento de los casos continúo de forma irremediable pasando de reportar 350 por día, hasta superar la barrera de los 500.

"Estamos parados en un lugar muy peligroso", ha advertido el gobernado Phil Murphy. "Todos los que se rehúsan a negarse a usar una máscara o que organizan una fiesta en la casa en interiores o sobrecargan un bote están contribuyendo directamente a estos aumentos. Esto tiene que parar y tiene que parar ahora".

Sus declaraciones fueron motivadas luego de que las autoridades locales se vieran obligadas interrumpir una fiesta de hasta 700 personas en una casa sin respetar ninguna mediad de distanciamiento social. Por otro lado, en Louisville, Kentucky, el alcalde informó del aumento de un 20% de casos en solo siete días. Solo el sábado el estado confirmó 500 casos nuevos, donde se incluyeron 11 infecciones en niños menores de edad.

Los expertos señalan que la mejor forma de vencer la pandemia por ahora es con el distanciamiento social y utilizando mascarilla en lugares públicos, además, señalan que los jóvenes deben adquirir cierta consciencia sobre la relevancia e incidencia del virus, al ser el grupo capaz de propagarlo con mayor facilidad entre el resto de la población. Solo en Washington, un 30% de los casos nuevos fueron contraídos de personas asintomáticas. 

Para muchos estas medidas han llegado algo tarde debido a la poca iniciativa del Gobierno de Donald Trump, que desde el principio ha optado por intentar proteger la economía y evitar parecer débil portando mascarilla sin querer dar el ejemplo. Esta tendencia cambió hace unas semanas llegando ha asegurar que no llevar protector facial era "antipatriótico". Solo en EE UU se han reportado 4.705.403 de infectados y 156,744 muertes, siendo el país más afectado por la pandemia a nivel mundial. @mundiario