La contaminación lumínica pone en jaque a las aves migratorias

Aves volando / World Migratory Bird Day
Aves volando / World Migratory Bird Day

El Día Mundial de las Aves Migratorias se celebra dos veces al año; el segundo sábado de mayo y de octubre, en reconocimiento a la naturaleza cíclica.

La contaminación lumínica pone en jaque a las aves migratorias

Bajo el lema “atenúa las luces para las aves en la noche”, los organismos de vida silvestre de la ONU y la organización sin ánimo de lucro Medio Ambiente para las Américas, celebraron este sábado 14 de mayo el Día Mundial de las Aves Migratorias, una campaña de concienciación que destaca la necesidad de conservar a estas especies y sus hábitats.

Y es que la contaminación lumínica va en aumento. De hecho, se estima que más de un 80% de la población mundial vive bajo “un cielo iluminado” artificialmente. En cambio, en Europa y Norteamérica la cifra ronda el 99%.

Sin embargo, la gravedad de la situación está en que la luz artificial altera los patrones naturales de luz y oscuridad de los ecosistemas, además contribuye en la muerte de millones de aves cada año debido a la variación en los patrones de migración, en su comportamiento de búsqueda de alimentos y en su comunicación vocal.

Desorientación y muerte

Por su parte, Jacques Trouvilliez, secretario ejecutivo del Acuerdo sobre las Aves Acuáticas de África y Eurasia (AEWA), perteneciente a la ONU, explica que “muchas aves que migran de noche, como patos, gansos, chorlitos, correlimos y aves canoras, se ven afectadas por la contaminación lumínica, que provoca desorientación y colisiones con consecuencias fatales”.

Las aves que son atraídas por la luz artificial de las noches se convierten en presas de las ciudades y se exponen a peligros que agotan su energía y mueren. Incluso, “las aves marinas, como los petreles y las pardelas, son atraídas por las luces artificiales en tierra y se convierten en presas de ratas y gatos”, agregó Trouvilliez.

Llamado a la acción

Por ahora se están elaborando nuevas directrices centradas en las aves terrestres migratorias y los murciélagos, sin embargo, no se presentarán hasta la Convención del 2023.

En este sentido, el Día Mundial de las Aves Migratorias busca inspirar y conectar “a la gente a lo largo del camino, es nuestro objetivo utilizar los dos días de 2022 para concienciar sobre la amenaza de la contaminación lumínica y la importancia de los cielos oscuros para las migraciones de las aves”, aseguró Susan Bonfield, directora de Medio Ambiente para las Américas. @mundiario

La contaminación lumínica pone en jaque a las aves migratorias
Comentarios