Torrent y Maragall piden investigar al exdirector del CNI por el espionaje a sus móviles

Roger Torrent. / @rogertorrent
Roger Torrent. / @rogertorrent

Los agraviados presentaron una querella y reclaman que se le tome declaración como investigado a Félix Sanz Roldán y que se haga lo propio con los responsables de la empresa de ciberseguridad israelí NSO Group.

Torrent y Maragall piden investigar al exdirector del CNI por el espionaje a sus móviles

El presidente del Parlament, Roger Torrent, y Ernest Maragall, líder de Esquerra Republicana en el Ayuntamiento de Barcelona, han presentado una querella contra el exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Félix Sanz Roldán.

Sanz Roldán, estaba al frente de los servicios secretos españoles en el 2019, cuando se produjo el intento de intromisión en el móvil de los dos diputados republicanos y de otros líderes independentistas.


Quizá te puede interesar

Sánchez apuesta por un pacto en España y Casado le exige separarse de sus aliados


"Queremos que se depuren las responsabilidades, por qué se encargó y quién está detrás”, afirmó Torrent en una rueda de prensa en el Parlament.

En el escrito, los agraviados reclaman que se le tome declaración como investigado y que se haga lo propio con los responsables de la empresa de ciberseguridad israelí NSO Group, cuyo programa Pegasus fue utilizado para el intento de hackeo, a fin de establecer quién está detrás del ataque al móvil.

Además de la querella, ya reposa la denuncia que presentó la Mesa del Parlament. Tomando en cuenta que se trata de los móviles del trabajo de ambos diputados, con los sistemas internos de la institución, se resaltaba que la Cámara catalana se “ha visto directamente violentada por los hechos denunciados”.

Por su parte, la presidencia de la institución consideraba además que se ha deja en entredicho la seguridad de sus comunicaciones y que también se habría “vulnerado el derecho a la intimidad de terceras personas, entre los cuales hay diputados”.

WhatsApp confirmó a Torrent y Maragall que su teléfono había sufrido un intento de intrusión y que guarda los registros del mismo.

Al mismo tiempo, desde su sede europea, en Irlanda, puso a disposición su colaboración. La única salvedad es que la compañía no puede acreditar si el ataque se concretó o no.

La veracidad del mismo solo es posible a través de un examen forense exhaustivo del móvil atacado y el republicano ya no lo tiene. En las fechas que sufrió el intento de espionaje, empezó a notar fallos y errores y cambió de terminal. Torrent y Maragall son dos de las 1.400 personas afectadas por el ataque con el software Pegasus en 2019, desarrollado por NSO Group, un sistema de espionaje informático que se suministra solo a las unidades de policía y organismos de inteligencia. @mundiario

Torrent y Maragall piden investigar al exdirector del CNI por el espionaje a sus móviles
Comentarios