Susana Díaz da finalmente la cara frente a Pedro Sánchez con el PSOE en juego

Pedro Sánchez y Susana Díaz. / Pho.to
Susana Díaz y Pedro Sánchez. / Pho.to

Hasta ahora actuó por detrás. Primero dirigió a algunos barones del PSOE contra Pedro Sánchez y, una vez derribado éste como secretario general, colocó a uno de sus barones en la gestora.

Susana Díaz da finalmente la cara frente a Pedro Sánchez con el PSOE en juego

La presidenta andaluza Susana Díaz presentará en Madrid su candidatura a las primarias del PSOE el 26 de marzo, fecha próxima a la celebración del segundo aniversario de su victoria sin mayoría absoluta en su comunidad. Finalmente, Díaz dará la cara frente a Pedro Sánchez, quien tiene una fuerte implantación entre los militantes socialistas, que no es homogénea en todos los territorios.

En la carrera por controlar la secretaría general del PSOE, Susana Díaz –secretaria general del PSOE-A– actuó hasta ahora por detrás. Primero dirigió a algunos barones del PSOE contra Pedro Sánchez y, una vez derribado éste como secretario general, colocó a uno de sus barones, Javier Fernández, en la gestora. Por tanto, jugará las primarias en casa.

El cara a cara de Pedro Sánchez y Susana Díaz promete, mientras Patxi López –tercer candidato en las primarias socialistas– tendrá difícil abrirse hueco.

La jugada de quienes ya veían a la andaluza Susana Díaz en la secretaría general tropieza con la realidad: no todos los militantes son barones obedientes como los que se llevaron por delante a Sánchez en el Comité Federal

“Tengo fuerza, tengo ilusión, tengo ganas, estoy animada y me encanta ganar”, proclamó Susana Díaz el pasado 11 de febrero en un acto celebrado en Madrid ante un auditorio preparado por barones oficialistas de su partido. Pero lo cierto es que Pedro Sánchez, sin el lastre de los barones afines a Díaz que le hicieron la cama, tomó la delantera entre los militantes del PSOE. La jugada de quienes ya veían a la andaluza Susana Díaz en la secretaría general tropieza con la realidad: no todos los militantes son barones obedientes como los que se llevaron por delante a Sánchez en el Comité Federal.

La gestora afín a Susana Díaz ultima los documentos políticos y económicos elaborados para el congreso federal de junio, en el que será ratificado el secretario general salido de las primarias, al tiempo que se compondrá su ejecutiva.

Mientras tanto, Pedro Sánchez sigue llenando sus actos con militantes de base –este fin de semana volvió a desafiar a Susana Díaz en Andalucía y llenó el Palacio de Congresos de Cádiz–, al tiempo que se posiciona a la izquierda. El exsecretario general del PSOE y de nuevo candidato a las primarias de su partido aventaja a Patxi López, mantiene a Susana Díaz inquieta y –al menos de momento– se abre paso con un discurso socialdemócrata, de corte progresista, contra el neoliberalismo. A Susana Díaz no se le conoce un discurso político definido, más allá de frases hechas sobre sus supuestas cualidades como líder en Andalucía, uno de los tradicionales bastiones del PSOE de los que es heredera.

Susana Díaz da finalmente la cara frente a Pedro Sánchez con el PSOE en juego
Comentarios