Sánchez y Feijóo miden fuerzas con un debate de tensión en el Senado

Alberto Núñez Feijóo. / RR.SS
Alberto Núñez Feijóo. / RR.SS

El presidente del Gobierno sacará pecho de las medidas anticrisis y de ahorro energético, mientras que el líder de la oposición, aupado por las encuestas, presentará su plan.

Sánchez y Feijóo miden fuerzas con un debate de tensión en el Senado

El Senado toma el protagonismo este martes, siendo el escenario de un combate que se espera lleno de tensión, en medio de medidas polémicas como el decreto energético o el ambiente de precampaña que antecede a las elecciones autonómicas, municipales y europeas. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y el líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, miden fuerzas en la Cámara Alta en un debate crucial.

El cara a cara entre Sánchez y Feijóo sirve como una oportunidad para que el líder de la oposición increpe al presidente, dado que no puede hacerlo en el Congreso de los Diputados. En el debate del estado de la nación Feijóo no pudo intervenir, solo ha podido hacerlo frente a Sánchez en sesiones de control en el Senado, por lo que el encuentro de esta tarde está cargado de mucha presión.

La intervención del presidente Sánchez ha iniciado con la crisis energética, se espera que a lo largo de la tarde saque pecho de las medidas que su Gobierno ha sacado adelante como el plan de ahorro energético o el plan de medidas anticrisis. Lo segundo que ha adelantado ha sido la escalada de precios, anexado a comentarios acerca de la guerra en Ucrania, un “escenario muy volátil”.

Sánchez ha dicho que su Ejecutivo busca “proteger a la clase media trabajadora”, y no a los “grupos de riqueza como en administraciones pasadas”, ha dicho al inicio del debate de este martes. Además de ello, se prevé que defienda los ERTES, el Ingreso Mínimo Vital, la rebaja del IVA del gas del 21 % al 5 % que había pedido primero el PP, la excepción ibérica y otras medidas.

El debate toma un clima electoral

La prensa ha conocido que, al contrario de Sánchez, el líder del PP presente su plan para solventar la crisis energética. Feijóo ha criticado, como prácticamente cada sector de su partido, la obligatoriedad del decreto energético a las autonomías, o al sector privado, así como que al comercio se le exija un límite en el aire acondicionado o la iluminación.

Para Feijóo el Gobierno lleva rato “en decadencia” y en “fase irreversible de deterioro”, ha pedido que el Ejecutivo pueda adelantar las elecciones y ha asegurado estar en contra de un “proyecto personal que naufraga”. Este combate es además un termómetro electoral, con la mirada puesta en las autonómicas, municipales y europeas de la primavera del año que viene, y más lejos todavía, las generales a poco más de un año de distancia.

La carrera electoral ha iniciado pese a que aún no es 2023. Los líderes de los partidos políticos saben que ya están inmersos en ese proceso. Para Génova el Gobierno navega a la deriva, para el Ejecutivo de coalición lo que “comienza a naufragar es el efecto Feijóo”.

No obstante, dos sondeos publicados a principios de esta semana, para El País y El Mundo, el PP se impone ante el PSOE. Si es que el barómetro 40bd vaticina que, si las elecciones generales fueran ya, Génova obtendría unos 121 escaños, frente a los 104 de los socialistas, aunque los populares no alcanzaría la mayoría absoluta con Vox.

Pero la encuesta de Sigma Dos le otorga al PP una mayor ventaja, 45 escaños más que el PSOE con unos 137 curules frente a 92, y que sí podría llegar a la mayoría absoluta de la mano de la extrema derecha. @mundiario

Sánchez y Feijóo miden fuerzas con un debate de tensión en el Senado
Comentarios