Rita Barberá, arrogante y victimista, pide explicaciones en vez de darlas

Rita Barberá. / RR SS
Rita Barberá. / RR SS

La exalcaldesa de Valencia, ahora senadora, dice que nadie en el PP le ha exigido que se vaya, comenta que no hay nada nuevo en las escuchas e insiste en que no tiene nada que ver con la corrupción del Partido Popular.

Rita Barberá, arrogante y victimista, pide explicaciones en vez de darlas

La senadora del PP Rita Barberá, que tiene problemas de corrupción por su gestión en Valencia, donde fue alcaldesa, compareció ante la prensa para avanzar que declarará ante el juez pero no dimitirá. “Nadie me lo ha pedido”, comentó Barberá al respecto.

En resumidas cuentas: la ex alcaldesa valenciana Rita Barberá pide explicaciones en vez de darlas y convierte su rueda de prensa en un ejercicio de arrogancia y victimismo.

El nombre de Rita Barberá se ha visto relacionado con la Operación Taula, la pieza separada del caso Imelsa que investiga el presunto blanqueo de dinero en el Ayuntamiento de Valencia pero ella, a pesar de las grabaciones que ofrece el sumario, desmiente su vinculación con los hechos: "Ningún dinero negro proviene de mí por lo tanto no puedo dar dinero negro a nadie".

Rita Barberá no ha querido entrar en "conversaciones privadas" como las de las grabaciones pero ha insinuado que podría estar preparada y ha lanzado una pregunta a los periodistas que cubrían la rueda de prensa: "¿A ustedes no les parece que esto de financiar partidos con dinero negro es ridículo?".

Pero la realidad es que la exconcejal María José Alcón, una de las 50 personas imputadas por blanqueo de dinero en el grupo Popular en el Ayuntamiento de Valencia, asegura en las grabaciones que constan en el sumario que en el PP local "había mucho dinero negro" y "corrupción política total".

El PP abre expediente a Barberá y al resto del partido en Valencia
Tras la rueda de prensa de Rita Barberá, que por la tarde viajó a Madrid para acudir al Senado -"con normalidad", dijo ella-, el PP decidió abrirle expediente, así como al resto del partido en Valencia. El Comité de Derechos y Garantías del PP abrió así un expediente informativo por el caso de presunta corrupción en el Ayuntamiento de Valencia en el que está siendo investigada la exalcaldesa. Mariano Rajoy y los portavoces populares discreparon sobre las explicaciones de Rita Barberá. El presidente del PP dice que la declaración de la exalcaldesa le deja "tranquilo", mientras que los portavoces Casado y Maroto la ven insuficiente. Por su parte, la exalcaldesa se dejó querer por sus compañeros de partido al acudir por tercera vez a la Cámara alta en lo que va de año. Pero al menos hay un cheque que vincula a Barberá con la investigación judicial, y eso ni se arregla con aplausos.
 

 

Rita Barberá, arrogante y victimista, pide explicaciones en vez de darlas
Comentarios