¿Quieren silenciar a los jueces que expresan sus ideas en los medios de comunicación?

El juez José Antonio Vázquez Taín / TVE.
El juez José Antonio Vázquez Taín / TVE.

Corría desde hace tiempo por los mentideros judiciales  el run run de que el juez José Antonio Vázquez Taín "tiene que ser expedientado". Pues bien, ya lo está.

¿Quieren silenciar a los jueces que expresan sus ideas en los medios de comunicación?

Corría desde hace tiempo por los mentideros judiciales el run run de que el juez Taín "tiene que ser expedientado". Pues bien, ya lo está.

Un Consejo General del Poder Judicial  que se encontraba  en funciones se despide dejando al nuevo,  que acaba de constituirse en Madrid,  la patata caliente de un expediente disciplinario al que es,  sin duda, el magistrado más mediático de Galicia.

La infracción muy grave  que se le imputa a Vazquez Taín es un retraso injustificado en la resolución de un recurso en la instrucción de la cusa por el robo  del Códice en la catedral de Santiago. Veremos que da de sí esta  actuación disciplinaria  y si, en efecto, existió o no esa falta en la actuación del juez. Pero, de lo que no cabe duda es que a Taín se le tenía ganas de "meterle mano",  se ha hecho en el ultimo minuto del partido por unos vocales del CGPJ, que, como digo,  se encontraban con su mandato ya  cumplido.

La  potesdad  disciplinaria como cualquier otra potestad de un poder publico necesita siempre de una justificación para poder ser ejercitada. Pero esto no excluye un uso desviado de la misma. Por desgracia,  ya  más de una vez   se ha dado el caso de que lo aparentemente disciplinario encubra otros fines espurios a la hora de reprender a un juez.

Son molestos, muy molestos, los jueces que salimos de las sombras de nuestras oscuras togas para intentar dar algo de luz a los ciudadanos sobre lo que pasa en nuestros juzgados y tribunales. Y si lo hacemos ejerciendo el derecho a la libertad de expresión, los riesgos que se corren aumentan exponencialmente.

Molesta tanto que  opinemos sobre lo que sabemos, que, naturalmente, es sobre todo  lo que atañe a la   justicia,  que ahora se prepara  una norma orgánica para prohibir que los jueces podamos expresar en público y a través de los medios de comunicación  el parecer sobre cualquier asunto judicial.

Malos tiempos para la lírica querido compañero Taín.

¿Quieren silenciar a los jueces que expresan sus ideas en los medios de comunicación?
Comentarios