¿Por qué Polonia está al borde de la ruptura legal con la UE?

Mateusz Morawiecki, primer ministro polaco; Viktor Orbán, primer ministro húngaro; y Ursula von der Leyen, presidente de la Comisión Europea. / European Union, 2020
Mateusz Morawiecki, primer ministro polaco; Viktor Orbán, primer ministro húngaro; y Ursula von der Leyen, presidente de la Comisión Europea. / European Union, 2020
El TC polaco declara que algunos artículos de los tratados comunitarios son inconstitucionales en el país. Bruselas advierte de que habrá consecuencias.
¿Por qué Polonia está al borde de la ruptura legal con la UE?

Polonia se rebela contra la justicia europea. Un fallo del Tribunal Constitucional polaco ha dictaminado este jueves que varios artículos de los tratados de la Unión Europea son “incompatibles” con su Constitución, lo que deja al país al borde de la ruptura legal con el bloque comunitario: el veredicto entierra la primacía del derecho comunitario sobre el derecho nacional de los Estados miembros, uno de los pilares principales de la UE.  

La cuestionada resolución, que se había pospuesto hasta cuatro veces, concluye que varias partes del Tratado de Adhesión del país a la UE son inconstitucionales, por lo que avala la oposición de Varsovia a aplicar leyes y disposiciones firmadas por las instituciones de los 27.

Derecho polaco frente al europeo

El fallo da respuesta a una duda planteada en marzo pasado por el Gobierno de Mateusz Morawiecki: si el derecho polaco tenía (o no) primacía sobre el europeo. El primer ministro solicitó entonces al alto tribunal -máxima autoridad judicial de Polonia- que se pronunciara sobre la “compatibilidad de varios reglamentos comunitarios con el orden constitucional polaco y la obligación de los tribunales nacionales de acatar las sentencias del Tribunal de Justicia europeo”, explica el diario El País.

Meses después, el Constitucional, formado por 12 miembros, finalmente ha votado a favor de la tesis presentada por el líder la formación ultraconservadora Ley y Justicia (PiS): con mayoría de tres sobre cinco se ha determinado que “la UE no tiene competencia para evaluar a la Justicia polaca y su funcionamiento”. 

“Los poderes de los órganos de autoridad estatal de la República de Polonia no pueden ser ejercidos por autoridades en las que Polonia no los ha delegado”, han considerado los magistrados, que también han matizado que en caso de aplicar las disposiciones dictadas por otros órganos “Polonia perdería su soberanía legal”.

Coartada jurídica

Así, el fallo da una coartada jurídica a las autoridades polacas para no cumplir con las sentencias del Tribunal de Justicia de la UE; y blinda medidas como las reformas del poder judicial, aprobadas en 2015 por el PiS y rechazadas por Bruselas, que alega que la medida no es más que “una excusa” para minar la independencia judicial, otro de los principios básicos del Estado de derecho. El partido del Gobierno entretanto ha defendido que las reformas buscan la “modernización de un poder judicial con vestigios del sistema comunista”. 

“La primacía del derecho constitucional sobre otras fuentes del derecho se deriva literalmente de la Constitución de Polonia. Hoy (una vez más) esto ha sido claramente confirmado por el Constitucional”, ha enfatizado el portavoz del Gobierno, Piotr Müller. “Cabe destacar que Polonia (según los principios establecidos en la Constitución de la República) respeta las normas aplicables del Derecho de la UE en la medida en que se hayan establecido en ámbitos previstos explícita y expresamente en los tratados de la UE. Una división clara y transparente de estas competencias es la base de la soberanía de los Estados miembros y del buen funcionamiento de la UE”, ha rematado en un hilo de Twitter. 

 

Bruselas promete responder

La Comisión Europea no ha tardado en responder tajantemente al fallo: en un comunicado, Bruselas ha reiterado que la legislación de la UE tiene primacía sobre la legislación nacional, incluyendo las disposiciones constitucionales. 

“Todas las sentencias del Tribunal de Justicia de la UE son vinculantes para las autoridades de todos los Estados miembros, incluidos los tribunales nacionales”, expone el documento. “Analizaremos el fallo del Tribunal Constitucional polaco en detalle y decidiremos los próximos pasos. La Comisión no dudará en hacer uso de las competencias que le confieren los Tratados para salvaguardar la aplicación uniforme y la integridad del Derecho de la Unión”. 

En la misma línea se ha expresado el comisario de Justicia de la UE, Didier Reynders, que se ha enterado del fallo durante un Consejo de ministros de Interior y Justicia de la UE, en Luxemburgo: “Se está poniendo en tela de juicio una serie de principios en los que se funda nuestra Unión, y esto justifica que la Comisión, como guardiana de los tratados, tome cartas en el asunto”, ha adelantado. “Llevamos tiempo actuando en este ámbito y de nuevo lo haremos”, ha añadido, en referencia a la guerra abierta entre la UE y Varsovia “desde hace meses e incluso años”. 

Por su parte, el presidente del Parlamento europeo, David Sassoli, ha utilizado las redes sociales para disparar contra el fallo. “La sentencia de hoy en Polonia no puede quedar sin consecuencias”, escribió en Twitter. Sassoli ha advertido de que la primacía del derecho europeo “debe ser indiscutible” y ha recordado que no cumplirlo supone “desafiar” uno de los principios fundamentales de la UE, por lo que la Eurocámara “llama a la Comisión a tomar las medidas necesarias”.


Quizá también te interese: 

En Polonia es casi imposible abortar

 

 

Guerra abierta entre Polonia y la UE

Las tensiones entre Polonia y Bruselas han escalado a su punto más alto en los últimos meses. En septiembre, la Comisión solicitó a la justicia europea que impusiera una multa a Varsovia para obligarla a acatar las medidas cautelares que la justicia europea le exigió en julio para frenar el funcionamiento de una sala disciplinaria del Tribunal Supremo, recuerda El País. Y hay más: Bruselas además inició un procedimiento para exigir al país del este de Europa que cumpla otra sentencia europea que declaró ilegal el régimen disciplinario de la magistratura polaca. “En ambos casos, el Gobierno polaco se expone a unas sanciones que podrían alcanzar cientos de millones de euros”, añade el diario español. 

Por todo esto, la Comisión Europea se ha decantado por imponer un cerco cada vez más estrecho a su socio rebelde. En el centro del pulso político: los multimillonarios fondos de recuperación europea. Junto a Hungría, Polonia es uno de los pocos países cuyo plan (que contempla fondos por 36.000 millones de euros entre subvenciones y préstamos) no ha recibido luz verde por parte de Bruselas. @mundiario 

¿Por qué Polonia está al borde de la ruptura legal con la UE?
Comentarios