¿Por qué Boris Johnson se ha visto en la obligación de pedir disculpas por su gestión de la pandemia?

Boris Johnson, ex primer ministro británico. / Twitter @BorisJohnson
Boris Johnson, ex primer ministro británico. / Twitter @BorisJohnson
El ex primer ministro del Reino Unido se presenta ante la comisión de investigación de la covid-19, pidiendo perdón por la gestión de la pandemia y reconociendo la subestimación de la amenaza del coronavirus.
¿Por qué Boris Johnson se ha visto en la obligación de pedir disculpas por su gestión de la pandemia?

Boris Johnson, el ex primer ministro del Reino Unido, compareció durante más de seis horas ante la comisión de investigación sobre la covid-19, expresando disculpas y reconociendo errores en la gestión de la pandemia. Sin embargo, sus palabras no convencieron a los críticos, y los familiares de las víctimas dudan de la sinceridad de sus disculpas.

Desde tempranas horas de la mañana, Johnson llegó a Dorland House para enfrentar las preguntas de la comisión. A pesar de su intento de evitar a los familiares de las víctimas, quienes se concentraban frente al edificio, la tensión era palpable. La comisión se centró en examinar la actuación del ex primer ministro durante los tres tumultuosos años de su mandato en Downing Street, marcados por el Brexit y la crisis de la covid-19.

La disculpa

Johnson, consciente de la importancia de su intervención, inició su comparecencia expresando disculpas y reconocimiento del sufrimiento de las víctimas y sus familiares. Sin embargo, estas disculpas fueron interrumpidas por un grupo de personas que sostenían carteles que decían "Los muertos no pueden escuchar tus disculpas". A pesar de la interrupción, Johnson continuó su declaración ante la comisión independiente.

Durante su testimonio, el ex primer ministro admitió errores, como el retraso en imponer el primer confinamiento y su inicial menosprecio hacia la gravedad de la pandemia. En un momento, al borde del llanto, recordó el "trágico, trágico año" de 2020 y la imposición de un confinamiento que no impidió una nueva ola más fuerte.

Duras críticas

A pesar de la aparente sinceridad y arrepentimiento de Johnson, la percepción general fue inundada de escepticismo. La estrategia del ex primer ministro para justificar los errores de su Gobierno durante la crisis generó dudas y críticas. La gestión del 'partygate', el escándalo de las fiestas en Downing Street durante el confinamiento, aún no ha sido abordada por la comisión.

Al salir del edificio, Johnson se enfrentó a gritos e insultos de familiares de víctimas, evidenciando la insatisfacción y el escepticismo persistente respecto a sus explicaciones. A pesar de su intento de presentar una versión reflexiva y arrepentida, la controversia en torno a la gestión de la pandemia por parte de Johnson sigue generando desconfianza. La segunda jornada de su comparecencia se espera con expectación para abordar cuestiones más delicadas. @mundiario

Comentarios